Lunes, 25 de Abril de 2011

Las cifras de Semana Santa apuntalan la fe en el turismo

Mesquida confirma que la ocupación hotelera superó el 85% de media

ANA FLORES ·25/04/2011 - 11:10h

EFE/Juan Herrero - Varios turistas disfrutan de España durante la Semana Santa.

Retenciones en las carreteras. Zonas con ocupaciones hoteleras al 100%. Paseos marítimos a rebosar en cuanto la lluvia daba tregua. La foto turística de 2011 empieza a recordar que hubo un tiempo sin crisis, que se puede crecer y no solo menguar. En ese termómetro de las posibilidades del verano que es la Semana Santa no hubo mucho sol, sobre todo los días festivos, pero sí playa y eso bastó para que, "a falta de los datos definitivos, se hayan confirmado las previsiones del Gobierno del 85% de ocupación hotelera media y más del 90% en algunas zonas de costa y ciudades de turismo religioso", declaró ayer a Público el secretario general de Turismo, Joan Mesquida.

"El balance es claramente positivo", añadió, "con incrementos de la facturación en torno al 10% gracias a que este año no ha habido ofertas de última hora". Una "buena Semana Santa", reconoce el presidente del Consejo de Turismo de la CEOE, Joan Gaspart, "a pesar del mal tiempo, que sí ha hecho que se vea muy perjudicada la restauración".

El turismo extranjero aumentó un 2,9% en el primer trimestre

Los de Semana Santa son datos alcanzados con un alto protagonismo del turista nacional, pero no los únicos que se conocieron ayer.

Las cifras del primer trimestre de ocupación hotelera del INE y las de llegadas de turistas extranjeros del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio permiten apuntalar la teoría de que hay que volver a creer que España es un país turístico en el que la debilidad de la demanda interna obliga a confiar los pronósticos de crecimiento económico a la capacidad de absorber riqueza de países a los que ya les va mejor.

Turismo extranjero

El número de pernoctaciones hoteleras hasta marzo creció un 5%

Entre enero y marzo llegaron nueve millones de turistas extranjeros, un 2,9% más, según la encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur). La cifra es especialmente relevante porque el año pasado incluía la Semana Santa y este, no. El crecimiento se produce además pese a que los dos grandes países emisores de turistas hacia España siguen reduciendo visitantes.

Es el caso de Reino Unido, que sigue siendo el principal emisor. Entre enero y marzo llegaron 1,8 millones de británicos a España, un 4,8% menos, pero que representan aún el 20,2% del total de turistas extranjeros. También disminuyó, en este caso un 3,7%, el número de alemanes, aunque siguen representando el 15,7% sobre el total. Creció, sin embargo, el número de turistas llegados desde Francia (+2,7%), tercer país emisor de viajeros hacia España, situándose en 1,27 millones de visitas. Entre los que crecen con más fuerza están los turistas procedentes de Países Bajos (+21,4%), Bélgica (+22,6%) o Suiza (+7,6%).

El principal destino fue Canarias, con un incremento del 15,2%, que llevó a alcanzar los 2,7 millones de turistas. El siguiente fue Catalunya, con dos millones, un 1,1% menos que el año anterior. Destacó el País Valencià, con un incremento del 3% en llegada de turistasinternacionales.

En cuanto a las pernoctaciones hoteleras del primer trimestre, se incrementaron un 5% respecto al mismo periodo del año anterior.

Datos positivos en un sector que la Organización Mundial del Turismo prevé que crezca un 4% en España este año, cifras que el Ministerio da por razonables, pero en el que el peso de factores externos es especialmente relevante.

"En el turismo incide el precio del combustible", recuerda Mesquida, "aunque como se paga en dólares también incide el hecho de que el euro está ahora muy fuerte". Por otro lado, "si el euro sigue fuerte, afecta a los mercados emisores de turistas que están fuera de la zona del euro, como Reino Unido. Afortunadamente, no hay amenazas de conflictividad laboral, como con los controladores, y espero que no surjan imprevistos como el volcán islandés", añade.

Otro de los factores que ha incrementado la llegada de turistas es "el conflicto en Túnez y Egipto, por tanto son turistas en parte prestados que pueden perderse cuando se recupere la normalidad" en esos destinos, comenta Rafael Gallego, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes.