Martes, 15 de Enero de 2008

Garzón afirma que la ilegalidad de Batasuna impide a sus responsables actuar políticamente

EFE ·15/01/2008 - 12:53h

EFE - Imagen de archivo del juez Baltasar Garzón.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha advertido hoy de que la ilegalización de Batasuna, acordada en 2003 por el Tribunal Supremo, impide a los 40 responsables de esta formación que están procesados en su juzgado por un delito de integración en ETA realizar cualquier tipo de actividad política.

Así lo indica Garzón en un auto en el que da por extinguida la suspensión de actividades que decretó para Batasuna en 2002, medida que sólo podía mantenerse, según la ley, por un periodo máximo de cinco años, plazo que vence el próximo jueves día 17.

Según Garzón, pese a la imposibilidad de prorrogar la suspensión de actividades, la sentencia de ilegalización del Supremo tiene unas consecuencias que "vinculan a todas las instituciones y, particularmente, a la autoridad judicial que, como en este caso investiga el alcance jurídico penal de las conductas de los dirigentes de esta ilegal organización", entre ellos a Arnaldo Otegi y a Joseba Permach.

En opinión del magistrado, "entre las consecuencias de dicha resolución del Tribunal Supremo se encuentra la imposibilidad de realizar cualquier actividad de índole orgánica, institucional, política, social, mediática y cualesquiera otras que, en forma directa o indirecta, como organización o a través de sus responsables, procesados o no".

Con este argumento, Garzón decide comunicar a la representación procesal de los procesados y de HB-EH-Batasuna, "la imposibilidad de realizar cualquier actividad de las citadas" y advierte de que "el incumplimiento" de este auto "podría dar lugar a responsabilidad penal".

Acuerda además remitir testimonio de esta resolución a las Sala del 61 del Tribunal Supremo, "para su incorporación, si lo estima oportuno, a la causa especial".

Garzón señala también que mantiene el embargo sobre las cuentas y los inmuebles que afectan a esta causa, que abrió en 2002 para investigar la subordinación de Batasuna a ETA y la financiación de la banda a través de las "herriko tabernas" controladas por la ilegalizada formación.

El juez responde así a la petición que le hizo la Fiscalía de la Audiencia Nacional relativa a que adoptase las medidas necesarias para impedir cualquier acto auspiciado por Batasuna, una vez venciese el plazo de la suspensión de actividades.

Garzón tiene previsto dictar a primeros de febrero la conclusión de este sumario, el 35/02, y una vez que emita este auto, la Fiscalía presentará a los pocos días su escrito de acusación, con lo que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional podría señalar el juicio para la primavera, dado que se trata de una causa que tiene prioridad por tener varios presos preventivos.

En este sumario se encuentran procesados 40 responsables de Batasuna, entre los que destaca su ex portavoz Arnaldo Otegi y otros miembros de la cúpula como Joseba Álvarez o Joseba Permach, quienes ingresaron en prisión provisional a raíz de que ETA anunciara la ruptura de "el alto el fuego" el pasado junio.