Domingo, 24 de Abril de 2011

Portugal revisa de nuevo el déficit al alza hasta el 9,1%

Es la segunda vez en menos de un mes que el Estado corrige su previsión inicial de déficit

B. CARREÑO / AGENCIAS ·24/04/2011 - 22:00h

Las protestas contra el FMI se suceden. Reuters

Con cierta nocturnidad, y puede que algo de alevosía, el Instituto Nacional de Estadísticas Portugués (que también responde a las siglas de INE), anunció un Sábado Santo a última hora de la tarde que la cifra de déficit para Portugal es aún más abultada de lo que había anunciado en su anterior revisión del 31 de marzo. El nuevo cálculo, que el INE dice se adapta de nuevo a la última metodología exigida por Eurostat, eleva el agujero de las arcas lusas hasta el 9,1% del PIB, cinco décimas por encima de la última cifra anunciada.

El anuncio abunda en las dudas de los mercados sobre el tamaño real del déficit portugués, ya que en la anterior revisión, el INE se vio forzado a aumentar el déficit desde el anuncio oficial del Gobierno del 7,3% replicado en su momento por la Comisión Europea y que aún aparece en las últimas estadísticas del FMI publicadas la semana pasada hasta el 8,6% del PIB. Unos 3.000 millones de euros de diferencia y a un abismo de las optimistas previsiones del Ejecutivo de Sócrates que llegó a vaticinar un roto de tan sólo el 6,8% en las finanzas del país, gracias a las medidas de ajuste.

El anuncio se hace en plena Semana Santa pero también en plena negociación de las condiciones de rescate del FMI y la Unión Europea, con una misión de ambas instituciones desplazada a Lisboa para determinar las condiciones del préstamo de 80.000 millones de euros que necesita Portugal. El propio INE reconoce que "acelerar" la revisión metodológica ha sido una de las exigencias de los negociadores.

Además de meter presión en la negociación, el aumento del déficit pone en entredicho la aplicación y el diseño de las anteriores medidas del gobierno portugués, ahora en funciones, de José Sócrates. El INE achaca la nueva cifra a que no se habían contabilizado de forma apropiada tres contratos públicos ya licitados.

También se revisó al alza la deuda pública, que se elevevó del 92,4% al 93% del PIB, diez puntos por encima de lo estimado por el FMI.