Martes, 15 de Enero de 2008

Arabia Saudí reconoce que precio crudo amenaza recesión en EEUU

EFE ·15/01/2008 - 10:41h

EFE - El presidente norteamericano George W. Bush participa en una mesa redonda con empresarios saudíes en la Embajada de Estados Unidos en Riad, Arabia Saudí, hoy martes 15 de enero.

El ministro saudí de petróleo, Ali Al-Naimi, reconoció hoy que el alto precio del crudo es uno de los factores que hacen temer una recesión en Estados Unidos y dijo que a su país no le conviene que eso suceda.

Al-Naimi hizo sus comentarios después de que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que se encuentra en Riad, se quejara de los altos precios del petróleo y pidiera a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que considere su impacto sobre la economía de su país.

"No hay mucha capacidad adicional en el mercado. La demanda ha superado a la oferta", dijo el presidente, que presionó al reino wahabí para que aumente el bombeo de crudo.

En respuesta, Al-Naimi afirmó en inglés en una rueda de prensa: "Nosotros también estamos preocupados. No queremos que Estados Unidos caiga en una recesión".

Los miembros de la OPEP se reunirán el 1 de febrero para determinar la producción conjunta.

"Subiremos la producción cuando el mercado lo justifique, ésa es nuestra política", dijo Al-Naime. "No estamos interesados en absoluto en ver desviaciones significativas en las reservas o los precios", remarcó el ministro.

Al-Naime señaló que "nadie ve con placer una recesión en Estados Unidos" y destacó que Arabia Saudí se esfuerza "por mantener la prosperidad en todos los países", especialmente de la mayor economía del mundo, con un bombeo adecuado de petróleo.

"Nuestro interés es mantener la oferta a la par que la demanda", explicó. Al-Naime no quiso predecir, sin embargo, los futuros precios de la gasolina. "Si supiera la respuesta a esa pregunta, estaría en Las Vegas, y no aquí", señaló.

En diciembre, la OPEP decidió no modificar su nivel de producción. Desde entonces, el precio del barril ha tocado los 100 dólares por barril en el mercado de Nueva York, aunque ha retrocedido de ese nivel.

Ayer cerró a 94,20 dólares el barril (159 litros) en ese mercado, después de añadir 1,51 dólares a su cotización del día anterior.

Al Naimi explicó que en la reunión en Viena, los países productores buscarán "mantener las bases fundamentales del mercado de petróleo lo más sanas posible y cuando digo eso me refiero a que la oferta se mantenga al día con la demanda y también que haya unos niveles de reservas útiles".

Específicamente sobre las reservas, Al Naime dijo que su meta es prevenir que fluctúen fuera de su media de los últimos cinco años.

Actualmente están en el nivel bajo de esa media, en su opinión, pero dijo que en el segundo trimestre subirán al nivel alto de esa banda por las variaciones estacionales.

"Nos preocupan mucho las reservas. Queremos que estén en un nivel útil, pero no en un nivel extremadamente alto o extremadamente bajo", dijo.

"Nuestra preocupación es garantizar que el mercado petrolero no pasa por ciclos o volatilidad. Queremos que se mantenga lo más estable posible".

Bush abordó el tema del petróleo durante sus reuniones ayer con miembros del gobierno saudí y el propio rey Abdalá Bin Abdelaziz, según reveló él mismo hoy en un encuentro con once empresarios saudíes en la embajada de Estados Unidos en Riad.

"Esta noche hablaré de nuevo a su majestad sobre el hecho de que los precios del petróleo son muy altos, algo que crea dificultades para nuestra economía", dijo Bush.

El presidente afirmó que le comunicará su esperanza de que "cuando la OPEP considere diferentes niveles de producción, entienda que si la economía de uno de sus mayores consumidores sufre, eso significará menos compras de petróleo y de gas".