Martes, 15 de Enero de 2008

El creador del Tetris reconoce que ese juego es "lo único bueno" que ha hecho en su vida

EFE ·15/01/2008 - 16:17h

EFE - El Tetris fue uno de los primeros videojuegos en adaptarse a los teléfonos móviles, como puede verse en esta foto tomada en 1999 en Tokio.

El ingeniero ruso Alexey Pazhitnov, creador del popular juego de ordenador Tetris en 1985, ha asegurado hoy que "el Tetris es lo único bueno que he hecho en mi vida".

En el marco del Año de la Computación que se celebra en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Pazhitnov ha pronunciado esta mañana una conferencia en la que ha explicado la historia y los secretos del popular juego de ordenador.

El ingeniero ruso ha empezado su intervención bromeando al asegurar que desconocía el motivo por el cual le habían pedido que realizase la conferencia, dado que considera que no ha hecho nada grande.

En este sentido, se ha definido como un "pirata informático" de los de antes, cuando empezó a trabajar en el Centro de Computación de la Academia Soviética como programador informático y en el campo de la inteligencia artificial.

Fue allí cuando se sintió atraído por un juego clásico de juguetería, mostrando un ejemplo que se había traído en el bolsillo: "Es un simple juego, el 'pantominos', que consta de un elegante 'set' de doce piezas de plástico que se puede encontrar en cualquier tienda", señala el ingeniero ruso.

Su afición le venía de pequeño, cuando se confesaba cautivado por este tipo de juegos, lo que lo llevó a intentar traspasar a la primaria pantalla de su computadora lo que tenía en las manos.

Las primeras muestras, que provocaron su entusiasmo, quedaban cortas, dado que al llenar la pantalla con las piezas que encajaban a la perfección el juego finalizaba muy rápidamente.

Por este motivo trabajó para mejorar este juego primario y encontró que se podían eliminar las líneas que estaban completas para dejar espacio en la parte superior, por donde aparecían las piezas que caían simulando el efecto de la gravedad, y que el usuario podía manipular rotándolas y moviéndolas a su gusto por la superficie.

"En treinta segundos estaba hecho, y la memoria del ordenador con el que trabajaba no era mucha, el Tetris disponía de tan solo 27 kbp", ha apuntado Pazhitnov, que ha señalado que el objetivo era "que cualquiera que cogiese el juego no lo pudiese dejar", por lo que decidió ornamentar la pantalla y hacerlo así más atractivo.

De aquí se trabajó para exportarlo a los ordenadores personales, insertándose de este modo en Estados Unidos a través de Microsoft, donde trabajó el creador del conocido juego.

El juego llegó más allá al entrar a formar parte del catálogo de consolas como el Comodore, e incluirse de origen en la japonesa Game Boy de Nintendo: "Parecía que Tetris y Game Boy hubiesen nacido el uno con el otro", apunta Pazhitnov.

Para Pazhitnov, el Tetris lo ha sido todo en su vida: "es lo único bueno que he hecho en mi vida", ha afirmado hoy, mientras recordaba todo lo que le ha sucedido desde su invención en 1985.

Afirma que el éxito del juego, que lo ha convertido en una especie de "deporte virtual", según su creador, se debe a la característica de creación y destrucción de manera simultánea a partir de las líneas que se generan en pantalla.