Domingo, 24 de Abril de 2011

Tropas de Tailandia y Camboya siguen enfrentadas por tercer día consecutivo

EFE ·24/04/2011 - 07:14h

EFE - Camboyanos inspeccionan una casa dañada luego de que fuera supuestamente objetivo de bombas tailandesas en una villa cerca a la frontera camboyana-tailandesa en la provincia de Meanchey.

Los enfrentamientos entre las tropas de Tailandia y Camboya, que ya han causado once muertos, continúan hoy en la frontera a pesar del llamamiento al alto el fuego realizado por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki moon.

El portavoz del Ejército tailandés, coronel Sansern Kaewkamnerd, indicó que por tercer día consecutivo los soldados de los dos países intercambiaron disparos de fusil y fuego de artillería en la misma zona que en días anteriores.

Estos enfrentamientos se libran en los alrededores del templo de Ta Kwai (Ojo de búfalo) construido durante la era de esplendor del Imperio Jemer, en el siglo XII, y situado en la franja de frontera que delimita la provincia tailandesa de Surin, al noreste del país, con la región norte de Camboya,.

El templo de Ta Kwai (Ojo de búfalo), en la franja fronteriza, forma parte del antiguo complejo arquitectónico de Ta Muen, otro de los legados de la milenaria civilización jemer cuya soberanía es disputada por Tailandia y Camboya.

Desde que el pasado viernes, al menos cinco soldados tailandeses y seis camboyano han muerto, mientras que unos treinta militares de los dos países han resultado heridos.

Estos enfrentamientos se han producido tras los que mantuvieron el pasado febrero en las proximidades de las ruinas del templo de Preah Vihear, a un centenar de kilómetros al oeste y situadas al lado de una zona de 4,6 kilómetros de extensión que los países reclaman.

En un comunicado emitido ayer sábado, el secretario general de la ONU, señaló que el conflicto fronterizo no puede ser resuelto por medios militares e instó a las dos partes a emprender un "diálogo serio".

También el secretario general de la ONU exhortó a los gobierno de Tailandia y Camboya a adoptar de inmediato medidas destinadas a pactar un alto el fuego "efectivo y verificable".