Martes, 15 de Enero de 2008

Gobierno respaldará películas y series que promocionen los valores de la Alianza

EFE ·15/01/2008 - 08:36h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (d), junto al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, durante la inauguración del I Foro de la Alianza de Civilizaciones, que congrega en el Palacio Municipal de Congresos a más de 350 personalidades de más de 60 países.

El respaldo a la producción de películas y series que promocionen los principios del entendimiento entre culturas, así como los valores de la diversidad y la paz, es una de las 57 medidas adoptadas por el Gobierno en su Plan Nacional para la Alianza de las Civilizaciones, que se ha hecho público hoy.

Esta iniciativa del Ejecutivo está en sintonía con la anunciada por la reina de Noor de Jordanía en la jornada inaugural del I Foro de la Alianza de Civilizaciones, a través de la cual se creará un fondo de 100 millones de dólares para subvencionar las producciones audiovisuales que promuevan la integración de las culturas.

Concretamente, las 57 medidas del Gobierno se han concebido con los objetivos de favorecer el conocimiento mutuo y el aprecio a la diversidad, promover los valores y una cultura de paz, mejorar la integración y capacitación de los inmigrantes, especialmente los jóvenes, y difundir la Alianza de Civilizaciones.

Para este último propósito y junto al apoyo a series y películas, el Ejecutivo y RTVE elaborarán un plan de difusión que conlleve el aumento de los contenidos culturales en programas relacionados con la diversidad.

Además, se buscará la presencia activa de la Alianza de Civilizaciones mediante cursos formativos, fundamentados en "guías de recomendaciones y buenas prácticas", que se dirigirán, por ejemplo, a policías, médicos, trabajadores de prisiones y empresarios.

Se crearán también nuevas rutas temáticas siguiendo el modelo de la Ruta Quetzal, se utilizará la Universidad Juventud y Desarrollo para un encuentro mundial de jóvenes líderes estudiantiles, y se premiará anualmente a una capital de la interculturalidad.

La concesión de becas y la promoción de intercambios de estudiantes con Iberoamérica y el mundo árabe, así como un impulso a la enseñanza de confesiones minoritarias, son otras de las medidas incluidas en el Plan.

Asimismo, está previsto que se restaure la fachada de la Biblioteca de Sarajevo y que se inicie un plan de formación de arabistas españoles en Rabat.

En esta línea, se desarrollará en Tetuán, junto al Gobierno marroquí, el proyecto de la Universidad de los Dos Reyes, que tendrá entre sus funciones consolidar un espacio de diálogo y cooperación entre las dos orillas del Mediterráneo.

Con el objetivo de promover una cultura de paz, se traducirán al castellano obras de "autores del pasado", cristianos, judíos y musulmanes, que preconizaban los valores de la Alianza; y, del mismo modo, al árabe los textos escogidos de autores españoles.

La prevención de conflictos y el apoyo a la no-violencia engloban otra serie de medidas, como la que apuesta por el uso del deporte como instrumento de desarrollo para "construir la paz" en zona donde operan misiones militares internacionales.

En este punto, se espera conseguir el "apoyo desinteresado" de entidades deportivas españolas para expandir en esos lugares los principios y objetivos de la Alianza.

Uno de los colectivos que reciben especial atención en el Plan son los inmigrantes, para quienes se crearán programas de integración y formación a través de medidas específicas en España y en sus países de origen.

Para poner estas iniciativas en práctica, el Gobierno nombrará próximamente a un coordinador del Plan Nacional para la Alianza de Civilizaciones y contará con la ayuda de varios organismos como el Instituto Cervantes, el Instituto Europeo del Mediterráneo, Casa África, Casa América, Casa Árabe y Casa Asia.