Viernes, 22 de Abril de 2011

Género no influye en evolución de una lesión cerebral traumática

Reuters ·22/04/2011 - 17:44h

La mortalidad y la tasa de edema cerebral después de una lesión por un traumatismo en el cerebro (LTC) son similares en hombres y mujeres, según un estudio realizado en Australia y Hong Kong publicado en Archives of Surgery.

Las posibles disparidades entre géneros, atribuidas a las diferencias hormonales, habían surgido en ensayos clínicos y estudios con animales. Pero ninguna investigación definitiva había confirmado la relación.

De modo que el equipo de Timothy H. Rainer, de la Universidad China de Hong Kong, analizó registros de entre el 2001 y el 2007 de dos centros regionales especializados en traumas de Hong Kong y dos centros especializados para adultos y uno para niños de Victoria, en Australia.

Los participantes eran mujeres premenopáusicas y hombres de la misma edad (entre 12 y 45 años) con un resultado en la Escala Abreviada de Lesiones en la cabeza de por lo menos 3 (AIS-98, una escala de 6 puntos en los que 1 equivale a lesión mínima; 3 a lesión grave y 6, a lesión máxima y sin tratamiento).

Los 2.979 pacientes incluían a 698 de Hong Kong y a 2.281 de Victoria. Los hombres superaban a las mujeres en una relación 4 a 1. Los puntajes AIS para la cabeza, el cuello, la cara, el tórax, las extremidades o las regiones externas no variaron significativamente entre los sexos, aunque los hombres tendieron a sufrir lesiones abdominales más graves.

En Victoria, la tasa de mortalidad hospitalaria de pacientes con lesión cerebral aislada fue del 3,8 por ciento en las mujeres y del 4,9 por ciento entre los hombres, una diferencia estadísticamente no significativa. Las tasas respectivas para traumatismos múltiples fueron del 14,2 y del 11,6 por ciento, también sin relevancia estadística.

Tras controlar factores terapéuticos y clínicos, el riesgo relativo para la mortalidad hombre-mujer fue de 0,72.

Los patrones fueron similares entre los pacientes de Hong Kong, sin diferencias significativas relacionadas con el género.

Las tasas de mortalidad femenina y masculina fueron del 5,2 y del 8,9 por ciento en los pacientes con lesión cerebral aislada, respectivamente, y del 18,5 y del 16 por ciento, respectivamente, en aquellos con traumatismos múltiples.

El edema cerebral fue más común en las mujeres de Hong Kong, pero no en la cohorte de Australia.

"Nuestro estudio no respalda la noción de que las mujeres tienen mayor neuroprotección quizás por una mayor cantidad de estrógeno y progesterona circulantes", concluyó el equipo de Rainer.

En un comentario editorial, la doctora Marie Crandall, de la Northwestern University en Chicago, opina que los resultados no son tan importantes dado el tamaño de las cohortes y que no se pueden generalizar debido a que no se tuvo en cuenta el nivel socioeconómico ni las diferencias en la codificación utilizada en los hospitales.

FUENTE: Archives of Surgery, abril del 2011