Viernes, 22 de Abril de 2011

Harina fabricada en chiquero, último escándalo alimenticio China

Reuters ·22/04/2011 - 15:54h

Autoridades del sur de China allanaron un antiguo chiquero en el que se estaba produciendo harina de batata falsa con maíz, tinta y parafina y se estaba vendiendo como un manjar, dijeron el viernes medios estatales, en el último escándalo alimenticio del gigante asiático.

La fábrica, ubicada en la ciudad de Zhoushan en la pujante provincia de Guangdong, había estado produciendo desde febrero hasta una tonelada diaria de la mezcla tóxica, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

La mezcla era etiquetaba como "deliciosa harina de batata pura" y una especialidad de la vecina provincia de Hunan, añadió la agencia.

Xinhua no mencionó si alguien fue arrestado o si había personas enfermas por consumir esta harina falsa.

La harina de batata es ampliamente usada en la cocina china para hacer fideos o para ablandar la carne.

El sector alimentario de China se ha visto implicado en envenenamientos y escándalos sobre toxicidad de sustancias que han minado la confianza de los consumidores. Las numerosas campañas del Gobierno aparentemente han tenido poco efecto.

En el 2008, al menos seis niños murieron y casi 300.000 enfermaron por consumir leche en polvo contaminada con melamina, un químico industrial agregado para reducir la calidad o diluir la leche y engañar a los inspectores que controlan los niveles de proteína en esas formulas lácteas.