Viernes, 22 de Abril de 2011

Sólo la mitad de EEUU tiene prohibiciones amplias al tabaco: CDC

Reuters ·22/04/2011 - 14:40h

Por Julie Steenhuysen

La mitad de los estados de Estados Unidos aplicaron prohibiciones al tabaquismo en zonas de trabajo privadas, restaurantes y bares en la última década, pero un informe del Gobierno señala que el sur del país está rezagado en lo que respecta a la regulación del cigarrillo.

El reporte, publicado el jueves por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés), muestra que desde el 2000 se registraron rápidos avances en gran parte del país para proteger a los no fumadores de los efectos del humo de segunda mano, o tabaquismo pasivo.

Pero muchos estados sureños aún permiten fumar en los lugares de trabajo o bares y restaurantes, y siete estados no tienen leyes que prohíban hacerlo en estos sitios públicos.

"En el lapso de 10 años, los lugares de trabajo, restaurantes y bares libres de humo pasaron de ser relativamente extraños a ser la norma en la mitad de los estados y el Distrito de Columbia", indicaron los autores en el informe sobre mortalidad y morbilidad de los CDC.

Hasta el 21 de diciembre del 2010, 25 de los 50 estados del país más el Distrito de Columbia pusieron en vigencia leyes "libres de humo" exhaustivas, y casi la mitad de los residentes de Estados Unidos -el 47,8 por ciento- están cubiertos por leyes antitabáquicas estatales o locales, señalaron los CDC.

Si las tendencias continúan, la nación podría ser 100 por ciento libre de humo en el 2020, indicaron los investigadores.

Sin embargo, los estados del sur y partes del oeste se resisten a las prohibiciones amplias. Siete estados -Indiana, Kentucky, Misisipi, Carolina del Sur, Texas, Virginia Occidental y Wyoming- no tienen leyes que prohíban fumar en lugares de trabajo privados, restaurantes y bares.

Eso deja a unos 88 millones de no fumadores de Estados Unidos expuestos al humo de segunda mano, señalaron los CDC.

Sólo tres estados sureños -Florida, Luisiana y Carolina del Norte- presentan leyes que prohíben fumar en dos de los tres sitios centrales (lugares de trabajo, restaurantes y bares) y ningún estado del sur del país tiene leyes que prohíban la práctica en esos tres lugares.

Según la Dirección General de Salud Pública de Estados Unidos, medidas como separar a fumadores de no fumadores, limpiar el aire y ventilar los edificios no protegen totalmente a los no fumadores del tabaquismo pasivo, y la única medida efectiva es prohibir fumar en lugares cerrados.

Según los CDC, el humo de segunda mano causa anualmente alrededor de 46.000 muertes por enfermedad cardíaca y 3.400 decesos por cáncer de pulmón entre los adultos estadounidenses no fumadores.