Martes, 15 de Enero de 2008

Brasil duplica su producción de vacunas contra la fiebre amarilla

EFE ·15/01/2008 - 13:09h

EFE - Médicos y enfermeras preparan vacunas contra la fiebre amarilla en un hospital de la ciudad de Goiania, capital del estado de Goiás (Brasil).

Brasil, el mayor fabricante mundial de vacunas contra fiebre amarilla, duplicará este año su producción debido a la creciente demanda interna, disparada por numerosos casos que han causado dos muertes, informaron hoy fuentes oficiales.

Brasil fabrica actualmente cerca de 15 millones de dosis de la vacuna al año y, según la demanda, que es variable, exporta parte de esa producción a una treintena de países, en su mayoría de África y América Latina.

Fuentes de la Fundación Oswaldo Cruz, responsable de elaborar las vacunas, explicaron a Efe que el Ministerio de Salud decidió elevar la producción para dar prioridad a los planes de vacunación en el país y garantizar la exportación si hubiera un aumento de la demanda externa.

En lo que va del 2008 en Brasil han sido registrados 26 casos de la enfermedad y oficialmente se han confirmado dos muertes, aunque se teme que un ciudadano español fallecido la semana pasada haya sido víctima de ese mal tropical transmitido por mosquitos.

El Ministerio de Salud confirmó hoy que el segundo fallecido era un labrador que residía en una zona rural del estado central de Goias, donde apareció la mayoría de los casos y se ha implantado un vasto plan de vacunación, que ha elevado la demanda interna de vacunas.

Al igual que el campesino Antonio dos Santos, fallecido hace diez días, el labrador -cuyo nombre no fue facilitado a pedido de sus familiares- nunca había sido vacunado contra la fiebre amarilla.

La semana pasada murió en Goias el español Salvador Pérez, de 41 años, cuyo caso aún no ha sido incluido en la lista oficial de fallecidos por fiebre amarilla pues aún no concluyeron los exámenes necesarios.

Pérez, natural de Valladolid, presentó sin embargo todos los síntomas de esa enfermedad, contra la que tampoco se había vacunado.

El español había llegado a Brasil el 21 de noviembre pasado para adquirir en el estado de Goias una hacienda que llevaba años abandonada y en la que se instaló el 29 de diciembre.

Pérez, casado con una brasileña, acudió al médico el pasado 3 de enero con dolores en el cuerpo, fiebre, vómitos y diarrea, y fue hospitalizado en el Centro de Enfermedades Tropicales de Goias, donde finalmente falleció.