Viernes, 22 de Abril de 2011

Vargas Llosa arremete contra "inquisidores" y "comisarios políticos"

El premio Nobel defiende la "libertad y los libros" en la Feria del Libro de Argentina después del intento de veto de un grupo de intelectuales

PUBLICO.ES / EFE ·22/04/2011 - 11:37h

Vargas Llosa enseña los dientes. El escritor peruano iba a abrir la Feria del Libro de Buenos Aires pero al final participó como orador invitado con el discurso principal de la Feria a su disposición. En sus palabras, Vargas Llosa aprovechó para criticar a los "inquisidores y comisarios" que mutilan la libertad de expresión que exige como condición la creación literaria.

"Leer nos hace libres a condición de que podamos elegir los libros que queremos leer y que los libros puedan escribirse e imprimirse sin inquisidores ni comisarios que los mutilen para que encajen dentro de las estrechas orejeras con que ellos aprisionan la vida", afirmó.

El Premio Nobel de Literatura 2010, que hoy fue declarado "huésped de honor" de Buenos Aires, agradeció a la Fundación El Libro, organizadora de la feria, haber "resistido las presiones de algunos colegas y adversarios" de sus ideas políticas para que le fuera retirada la invitación.

"Leer nos hace libres a condición de que podamos elegir los libros que queremos leer" "Extiendo el agradecimiento a la presidenta argentina, Cristina Fernández, cuya oportuna intervención atajó aquel intento de veto", dijo Vargas Llosa, cuya disertación es el plato fuerte de la XXXVII Feria del libro de Buenos Aires, inaugurada oficialmente este miércoles.

El autor de Conversación en la catedral aprovechó la ocasión para trazar una apología de "la libertad y los libros" y, en este sentido, señaló que "defender el derecho de los libros a ser libres es defender nuestra libertad de ciudadanos".

Ante un auditorio de 800 personas, Vargas Llosa mantuvo luego un extenso diálogo público con el periodista y escritor argentino Jorge Fernández Díaz en el que habló de su más reciente novela, El sueño del celta, sus obras anteriores y sus ideas políticas "liberales" y la "presión" que siente tras haber recibido el Nobel.

A pesar del discurso de la disertación del Nobel, su intervención se desarrolló sin incidentes y una multitud siguió sus palabras  a través de las pantallas gigantes instaladas dentro del recinto ferial.

"Yo he criticado ciertas políticas en Argentina que me parecen equivocadas porque soy un hombre libre. Voy a seguir criticando todo lo que me parezca mal, aunque a algunos los ofenda", dijo el Nobel.

El origen de la polémica

La controversia se desató a partir de la petición de un grupo de intelectuales cercanos al Gobierno de Cristina Fernández para que el escritor peruano, muy crítico con alguna de las gestiones de la presidenta, no participara en la feria.

Pese a la petición presidencial de no alimentar la polémica, el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, dijo hoy sentir "vergüenza ajena" por las "estupideces" que Vargas Llosa dice sobre la realidad política argentina y por que "insulta cada vez que tiene posibilidad a la presidenta".

"Vergüenza ajena por las estupideces de Vargas Llosa"

Tras participar en Buenos Aires en un encuentro sobre el populismo en Latinoamérica y reunirse con políticos opositores a Fernández, Vargas Llosa volvió hoy a encender el fuego de la discusión al cuestionar "la fuerza y la popularidad" que tiene el gobernante movimiento fundado por el tres veces presidente argentino Juan Domingo Perón.

"El peronismo ha contribuido a hacer de Argentina un país con una situación muy difícil. El peronismo debería haber quedado convertido en un movimiento marginal y evidentemente ese no ha sido el caso. Es un misterio que no puedo descifrar", señaló Vargas Llosa.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, salió a contestarle: "Vargas Llosa está en las antípodas de entender un espacio como el peronismo. Y cuando él fue candidato a presidente en Perú, salió cuarto", replicó.