Viernes, 22 de Abril de 2011

Los promotores de la causa de Guantánamo no se rinden

Los querellantes recurren el archivo del caso argumentando que los crímenes de guerra cometidos quedarán impunes porque EEUU no los investigará nunca

ÁNGELES VÁZQUEZ ·22/04/2011 - 08:00h

EFE - Centro de detención ilegal en la base militar estadounidense de Guantámano.-

La Asociación Prodignidad de los Presos y Presas de España no está conforme con la decisión del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco de inadmitir la querella que presentó hace dos años contra los asesores del expresidente de Estados Unidos George Bush que colaboraron para crear el andamiaje jurídico necesario para poder realizar "interrogatorios reforzados" en centros de detención como Guantánamo.

Para evitar la impunidad de los crímenes denunciados en esta querella, el abogado Gonzalo Boyé ha presentado un recurso de apelación, de 139 páginas, con el que intenta revocar la resolución del pasado día 13, en el que deja constancia de la ausencia de una investigación efectiva en Estados Unidos, lo que acredita hasta con declaraciones del fiscal general de EEUU y el libro de memorias del propio expresidente George Bush.

El recurso recuerda que dos españoles estuvieron retenidos ilegalmente en la base En su auto, el juez Velasco inadmite la querella y, al mismo tiempo, dicta el sobreseimiento provisional de la causa y la traslada a Estados Unidos para que sean sus autoridades, sin especificar cuáles, las que investiguen lo ocurrido en la prisión de Guantánamo, creada para albergar a los detenidos ilegalmente tras los atentados del 11-S.

El recurso califica de "confusa" la resolución judicial. "¿Cómo se va a dictar un auto de sobreseimiento en un proceso no admitido a trámite?", se pregunta el escrito, que considera que las diligencias practicadas son propias de una instrucción abierta tras la admisión de una querella.

La "escasa" nacionalidad

Tras aclarar ese punto, la asociación que presentó la querella analiza los argumentos utilizados por el juez Velasco para negar la competencia de los tribunales españoles para investigar las torturas y crímenes de guerra que considera que se cometieron en Guantánamo.

El recurso combate la "escasa" nacionalidad de las víctimas de los delitos, según reza el auto, recordando que Ahmed Hamed Abderrahman y Abdulsam Reswad son ceutíes, por lo que tienen obviamente nacionalidad española, y en el caso de Lahcen Ikass-rien, otra de las víctimas, este posee un estatus equivalente a la residencia al "no poder abandonar territorio español".

Tras recordar que no se ha hecho ninguna diligencia para que el juez Velasco pueda aseverar que los querellados no están a disposición de los tribunales españoles, el recurso insiste en que el acogimiento de exprisioneros de Guantánamo en España, tal y como acordaron los gobiernos español y estadounidense, es una muestra del "vínculo relevante" que prevé la ley en los casos de justicia universal.

Los querellantes dicen que no se puede archivar una causa que no fue admitida Pero es más, en Estados Unidos, insisten los impulsores de la querella, "no existe investigación alguna, ni eficaz, ni real, ni tampoco existe intención de abrirla", por lo que el "traslado" de la causa acordado por el juez implicará inevitablemente la impunidad de los hechos denunciados.

Para llegar a esta conclusión, la Asociación Prodignidad de los Presos y Presas de España analiza pormenorizadamente los seis procedimientos penales y administrativos esgrimidos por el magistrado Eloy Velasco para deducir que Estados Unidos ya está investigando estos crímenes y, por tanto, concluir que sus tribunales tienen prioridad sobre los españoles.