Jueves, 21 de Abril de 2011

BP demanda a las empresas subcontratadas en el Golfo

La petrolera responsabiliza del accidente a otras tres compañías

ÍÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·21/04/2011 - 20:50h

AFP - La plataforma de BP, tras la explosión.-

Un año después del hundimiento de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, BP ha puesto en práctica su estrategia de desviar la responsabilidad sobre las otras dos compañías subcontratadas: Transocean, que operaba el pozo en nombre de BP, y Cameron International, que fabricó el mecanismo de prevención de explosiones.

La empresa británica presentó las demandas en Nueva Orleans, justo antes de que se acabara el plazo en el que las compañías implicadas podían denunciarse en los tribunales. BP acusa a la compañía suiza Transocean de negligencia en el cumplimiento de las medidas de seguridad. "El hecho es que el 20 de abril de 2010 fallaron los sistemas y aparatos de seguridad y procedimientos de control del pozo en Deep-water Horizon, lo que originó la emergencia" en la que murieron 11 trabajadores, dijo la empresa en un comunicado. Reclama 40.000 millones de dólares a Transocean.

En relación a Cameron, con sede en Suiza, BP argumenta que las válvulas de seguridad no realizaron la función para que la que fueron fabricadas a causa de errores de diseño que se podían haber subsanado. Existe una tercera demanda contra Halliburton, responsable de las obras de cimentación de la plataforma.

Anuncios en la prensa

Con las demandas, se iniciará un largo proceso de negociación entre las empresas con el que BP pretende reducir la parte de la factura que le corresponde. La estrategia contrasta con la campaña publicitaria que aparece estos días en medios norteamericanos y británicos. En los anuncios, BP afirma que ha asumido toda la responsabilidad de la limpieza del gigantesco vertido, el mayor de la historia de EEUU, y que no hay fugas de petróleo desde el 15 de julio de 2010. En los tres meses posteriores a la explosión, BP se gastó 93 millones en anuncios.

El lenguaje de la demanda es muy diferente al que aparece en los anuncios. BP aparece reflejada como víctima de la supuesta negligencia de sus socios, ya que sus acciones continúan causando "daños, pérdidas y perjuicios a BP (y otros)". En ese apartado de "otros", figura el Gobierno de EEUU, que ha responsabilizado de la catástrofe desde el principio a BP. Sin embargo, la comisión de investigación encargada por Washington sí encontró responsabilidades en Transocean y Halliburton, además de en BP, al haber tomado decisiones de recorte de costes que aumentaron el riesgo.

La investigación que llevó a cabo BP fue recibida con indignación por los políticos. La mayor parte de las culpas fueron asignadas a Transocean y Halliburton. "De las ocho conclusiones fundamentales dijo el senador Ed Markey, BP está satisfecha con asignar la culpabilidad siempre que a ella le toque la parte más pequeña".

BP calcula que el coste total del desastre se acercará a los 40.000 millones. La empresa ha financiado hasta ahora la limpieza del vertido con 7.900 millones y ha destinado 20.000 millones más a un fondo de compensación gestionado por representantes del Gobierno. De ese fondo, se han concedido ya indemnizaciones por valor de 3.800 millones.