Jueves, 21 de Abril de 2011

La OCDE anima a Japón a la reconstrucción sin que descuide su deuda pública

EFE ·21/04/2011 - 08:19h

EFE - El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría. EFE/Archivo

El secretario general de la OCDE, el mexicano José Ángel Gurría, animó hoy a Japón a reconstruir la zona más afectada por el terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo sin que ello suponga descuidar la enorme deuda pública que padece.

Gurría presentó hoy en Tokio el informe de la OCDE dedicado a la economía japonesa, que revisa a la baja la previsión de crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB) para 2011, de un 1,7 a un 0,8 %, por los efectos de la tragedia.

"La prioridad más importante para Japón son las personas más afectadas por la catástrofe", dijo Gurría durante un acto en el Club Nacional de Prensa.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económico (OCDE) añadió que el país debería equilibrar la reconstrucción con el esfuerzo por superar los desafíos previos al desastre.

Entre ellos, Gurría destacó el envejecimiento de la población y, sobre todo, la necesidad de reducir su gran deuda, en torno al doble su PIB, la mayor de los países desarrollados.

"Intervienen muchos factores y esto supone un complicado desafío de política económica para Japón", resumió.

Tanto Gurría como Randall Jones, experto en Japón de la OCDE y autor del informe, sugirieron que para aumentar su PIB el país debería subir el IVA, actualmente en el 5 %, algo por lo que ya aboga el primer ministro nipón, Naoto Kan.

Jones destacó que el IVA en Japón es muy bajo en comparación con el de los países europeos, aunque advirtió de que la subida debería ser gradual "para no matar la recuperación".

El gobierno nipón tiene planeado presentar en junio un plan de reformas en materia de bienestar e impuestos que probablemente incluirá una subida del IVA, según informa la agencia Kyodo.

Para solventar los problemas del mercado laboral producidos por el envejecimiento de Japón, Russell propuso permitir la entrada de más inmigrantes, una mayor incorporación de la mujer al trabajo y un retraso en la edad de jubilación.

A la presentación también asistió el director general de la Agencia de Energía Atómica de la OCDE, el español Luis Echávarri, que ofreció su apoyo a Japón para revisar la seguridad de sus reactores y abordar los efectos provocados por la crisis nuclear.