Jueves, 21 de Abril de 2011

Absuelven a 3 ertzainas de lesionar a un detenido que insultó a los Príncipes

EFE ·21/04/2011 - 10:37h

EFE - En la imagen, un coche de la Ertzaintza. EFE/Archivo

Un Juzgado de Bilbao ha absuelto a tres agentes de la Ertzaintza acusados de causar lesiones a un concejal en Bérriz (Vizcaya), detenido durante un incidente que protagonizó en mayo del año pasado cuando insultaba a los Príncipes de Asturias en el transcurso de una visita de éstos a Bilbao, según Interior.

El 25 de mayo del año pasado, la Ertzaintza detuvo a un concejal socialista del Ayuntamiento de Bérriz, que profirió insultos a los Príncipes de Asturias y se negó a identificarse ante los agentes que se lo solicitaron.

Los Príncipes de Asturias se encontraban en Bilbao para entregar en el teatro Campos Elíseos unos premios de la Fundación Novia Salcedo a la integración laboral de los jóvenes.

Según han informado hoy fuentes del departamento vasco de Interior, una sentencia del Juzgado de Instrucción número uno de Bilbao, fechada el pasado 5 de abril, ha absuelto a tres agentes contra los que el detenido presentó una denuncia, en la que les acusaba de causarle una serie de lesiones.

Según la explicación de Interior, el día que ocurrieron los hechos uno de los agentes instó al arrestado a deponer su actitud cuando comenzó a proferir insultos al paso de la comitiva de los Príncipes de Asturias. Ante ello, el detenido comenzó a insultar también al ertzaina y se negó a identificarse cuando se le solicitó.

Durante su detención, esta persona opuso una violenta resistencia, que obligó a que tuviera que ser reducido por varios agentes, según las mismas fuentes, que han asegurado que el comportamiento violento del detenido se mantuvo incluso cuando estaba esposado para ser trasladado a dependencias de la Ertzaintza.

Según Interior, la sentencia citada considera adecuada la actuación de los agentes, desestima la versión del acusador y mantiene contra él la imputación por desobediencia y resistencia a los ertzainas.

La resolución, ha precisado, establece que el análisis de los hechos "resta credibilidad" a las manifestaciones del denunciante y permite considerar que las lesiones padecidas por éste -que considera de escasa entidad- fueron debidas "a su propia actitud agresiva y a la legítima actuación de los agentes."

Según Interior, la sentencia recoge la declaración del propio escolta del cargo político, quien afirmó que fue a éste "a quien vio oponer resistencia y que no presenció agresión alguna por parte de los agentes".