Jueves, 21 de Abril de 2011

Visto, dicho y oído

ÁNGEL BIC ·21/04/2011 - 10:17h

Qué fácil es. Sólo se necesitan unas pocas palabras para mantenerlos excitados: ETA, Faisán, Rubalcaba (el orden no altera el producto). Las mastican, las paladean, las escupen y las vuelven a engullir. No sacan nada en claro, pero es hermoso observar sus desvelos cada noche. Bien mirado, es mejor que se entretengan así. Si se pusieran a pensar podría ser peor.


La nueva versión de la mítica ‘Arriba y abajo’ (‘Upstairs, Downstair’) tendrá sus partidarios y sus detractores, pero los que ya tenemos cierta edad preferimos sin duda la serie original. Es imposible olvidar al magnífico actor escocés Gordon Jackson en el papel de mayordomo, y a un completo elenco de actores tocados todos por la gracia. Pura nostalgia, en fin.


La impresión general es que los nuevos canales de TDT han empobrecido, paradójicamente, la oferta televisiva. Cuando todo se llena de tertulias baratas y de westerns de serie B, sin embargo, es posible ofertar un producto diferente. No es tan difícil crear un canal dedicado al cine donde se puedan ver, por ejemplo, clásicos como ‘Yo confieso’, del gran Hitchcock.