Jueves, 21 de Abril de 2011

Toyota confirma que reducirá su producción en China tras el seísmo de Japón

EFE ·21/04/2011 - 09:26h

EFE - Un operario trabaja en el coche de tercera generación "Prius" en la fábrica de Toyota Motor Corp. de Tsutsumi en la ciudad de Toyota, Japón. EFE/Archivo

La corporación nipona Toyota ha anunciado que reducirá la producción de sus plantas en China hasta junio, debido a los problemas de suministro de componentes fabricados en Japón, por los efectos del seísmo y el tsunami del pasado 11 de marzo, recoge hoy el diario oficial "Shanghai Daily".

El anuncio se produce casi a la vez que el de recortes similares en EEUU, y tres semanas después de que Nissan reconociera que, por el mismo motivo, su producción se estaba viendo reducida hasta en un 75 por ciento en una de sus fábricas, aunque en su planta de todoterrenos tiene reservas de componentes hasta finales de mayo.

En el caso de Toyota, la capacidad de producción de todas sus plantas en China se verá reducida en un 50 por ciento a partir del próximo 3 de junio, aunque si la situación se complica más de lo esperado podría reducirse hasta en un 70 por ciento.

Anteayer, Toyota Norteamérica anunció también que reduciría su producción en la zona en un 75 por ciento, al menos hasta principios de junio, por el mismo motivo.

La filial de la firma japonesa en China anunció que la decisión había sido tomada de acuerdo con sus socios locales, el grupo pequinés FAW y el cantonés GAIC, con los que tiene dos empresas mixtas que, conjuntamente, habían aumentado las ventas de Toyota en China un 19 por ciento en 2010, hasta alcanzar las 846.000 unidades.

La producción de componentes de Toyota en el gigante asiático, que depende de la llegada de otras piezas fabricadas en Japón, también se verá afectada, por lo que la pausa anual veraniega de Toyota en la producción se hará este año en mayo en lugar de en julio.

De hecho, según una consultora shanghainesa, JD Power, el parón en el suministro de componentes desde Japón tras el seísmo podría reducir la producción de vehículos en toda China en unas 300.000 unidades durante el segundo trimestre del año, señaló su director de previsiones para Asia, John Zeng.

"Si el suministro de autopartes no mejora desde junio, será difícil que Toyota cumpla sus objetivos de ventas para 2011", aseguró, sin mencionar las cifras.

Toyota había anunciado que aspira a vender 15 millones de vehículos anuales en China para 2015, lo que supondría el 15 por ciento de sus exportaciones, desde el 11 por ciento que acapara el gigante asiático en la actualidad.

Por su parte, la Compañía de Inversiones de Toyota Motor (China), filial de la firma en el país, fortalecerá su posición en China potenciando sus centros de ingeniería en el país, donde ya tiene un centro de investigación y desarrollo de capital 100 por cien propio en Changshu (provincia oriental de Jiangsu, al norte de Shanghái).

Este centro "será el más grande de la cartera global de Toyota y se concentrará en el desarrollo de vehículos de nuevas energías y modelos que se ajusten a la demanda local", recordó el presidente de la firma para China, Shinji Kitada.

Varias fuentes de la compañía aseguraron al diario chino que por ahora no han cambiado sus objetivos anuales, lo que depende de si el suministro de piezas se recupera a partir de junio.