Jueves, 21 de Abril de 2011

Kan anuncia una zona de exclusión legal en torno a la central de Fukushima

EFE ·21/04/2011 - 06:12h

EFE - Niños escolares de la Escuela Elemental de Okawa, donde solamente 34 de los 108 estudiantes y 4 de los 13 profesores sobrevivieron tras el terremoto de 9 grados en la escala de Richter y posterior tsunami del pasado 11 de marzo, llegan a la Escuela Elemental de Takinogawa para comenzar este jueves 21 de abril de 2011, el nuevo año escolar en Ainoya, en Ishinomaki, prefectura de Miyagi, al norte de Japón. El número de fallecidos por el terremoto y tsunami del pasado 11 de marzo en la costa noreste de Japón ha superado los 14.000, según los datos facilitados hoy por la policía nipona. Diez niños de la Escuela Elemental de Okawa continúan desaparecidos.

El Gobierno de Japón ha decidido prohibir legalmente la entrada en un radio de 20 kilómetros alrededor de la maltrecha planta nuclear de Fukushima Daiichi, informó hoy el primer ministro nipón, Naoto Kan, durante una visita a la zona.

Según Kan, citado por la agencia local Kyodo, la prohibición entrará en vigor a la medianoche de hoy hora local (15.00 GMT).

Hasta ahora la Administración japonesa recomendaba a los residentes de esa zona que la evacuaran ante el aumento de los niveles de radiación, pero no lo exigía legalmente.

Algunos, sobre todo ancianos, aún permanecen ahí, mientras que otros evacuados entran y salen de la zona de exclusión para recobrar sus pertenencias, informa la cadena NHK.

Pese a la prohibición, el Gobierno concederá un permiso especial de entrada de dos horas a un miembro de cada familia para que pueda volver a recuperar sus pertenencias, precisó el portavoz del Ejecutivo, Yukio Edano.

Los únicos que no podrán obtener este permiso serán aquellos evacuados de un radio de menos de 3 kilómetros alrededor de la central, añadió el ministro portavoz.

Naoto Kan viajó hoy a la provincia de Fukushima para visitar a los evacuados que se encuentran en las ciudades de Koriyama y Tamura y reunirse con el gobernador, Yuhei Sato.

En el radio de 20 kilómetros en torno a la central residían unas 80.000 personas antes del terremoto y tsunami del 11 de marzo, que dañó seriamente el sistema de refrigeración de la planta de energía nuclear.

La empresa operadora de Fukushima Daiichi, Tokyo Electric Power (TEPCO), prevé devolver la refrigeración estable a sus maltrechos reactores en tres meses y llevarlos a "parada fría" en un plazo de entre seis y nueve meses.

El Gobierno indicó que una vez controlada la central revisará los perímetros de evacuación, que hasta el momento afectan a todas las localidades en un radio de 20 kilómetros y a algunas situadas hasta 40 kilómetros.