Jueves, 21 de Abril de 2011

"Italia generó la falsa idea de que su permiso permite ir a otro país"

Secretaria de Estado de Inmigración y Emigración

DANIEL AYLLÓN ·21/04/2011 - 08:00h

La secretaria de Estado, Anna Terrón, en una imagen de archivo. guillermo sanz

España no prevé una oleada de inmigrantes como la que está registrando Italia, que ha recibido a unos 28.000 desde enero, por la mayor estabilidad de Marruecos y Argelia, los principales países lanzadera de la migración irregular marítima a España. En cualquier caso, la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Anna Terrón (Barcelona, 1962), asegura, en entrevista telefónica, que podría "asumirlo y gestionarlo, como todo el mundo".

¿Fue desproporcionada la reacción francesa de cerrar la frontera de entrada con Italia a los inmigrantes?

Todo es desproporcionado. Schengen prevé la posibilidad de cerrar la frontera y, jurídicamente, no se le puede reprochar nada a Francia. Pero no parece sensato llegar a una situación como esta en la UE. Hay que reforzar los canales comunitarios. Italia y Francia tendrían que haberlos utilizado mejor. Se echa en falta la voluntad de los países de resolver los conflictos por la vía del diálogo.

¿Berlusconi dio permisos a los tunecinos para que saliesen rápido hacia Francia o por solidaridad?

Italia dio permisos que sirven para residir en el país que los expide, pero no permite residir en otro, sólo estar de paso. El problema de Italia es que ha generado la falsa idea de que permitían ir a otro país.

"En el espacio común, la UE ha avanzado más en el asilo que en la inmigración"

¿Acoger a 28.000 inmigrantes es inasumible para Italia, un país de 60 millones de habitantes?

Es una cantidad gestionable. Y es una buena noticia el acuerdo de repatriación con Túnez, porque lo que han hecho no es la forma de adecuada de migrar a Europa. Hay que distinguir entre inmigrantes y refugiados, que son quienes huyen de un conflicto. En la creación de un espacio común, la UE ha avanzado más en el asilo que en la inmigración.

¿Qué habría hecho usteden el lugar Italia?

España es un país que tuvo una experiencia similar en el pasado. Nuestra política de inmigración tiene tres patas: una estrecha relación con países de origen, lucha contra la inmigración irregular y la integración de los que viven en España. Además, tenemos un sistema de vigilancia como Frontex, que funciona.

"No prevemos que vaya a llegar una oleada de magrebíes similar a España"

¿España podría absorber una oleada similar?

Estamos atentos a la situación. En relación a las posibles llegadas, mantendremos el sistema, que funciona. España puede asumirlo y gestionarlo, como todo el mundo, pero no se trata de eso porque no prevemos que vaya a llegar algo similar a España.

¿Es partidaria de la creación de un área futura de libre tránsito entre el Magreb y el sur de Europa, similar a la de la UE?

Tenemos que trabajar para tener un entorno en el norte de África estable y de desarrollo. Y apoyar las transiciones democráticas. Entonces, podremos estudiarlo.

Respecto al reglamento de la Ley de Extranjería, que se presentó el viernes, 80 ONG presentaron un manifiesto en el que criticaron que se trate al inmigrante como una mercancía, al condicionar su entrada a la oferta de empleo.

En la elaboración del reglamento, hemos trabajado con las ONG. Tener en cuenta el mercado de trabajo no es tratarles como mercancía: es tener en cuenta cómo se les puede tratar mejor. Condenarlos al paro es condenarlos a una situación de extrema vulnerabilidad.