Miércoles, 20 de Abril de 2011

Mubarak es acusado de ser cómplice de asesinatos

La comisión estatal que investiga la represión de las protestas a favor de la democracia responsabiliza al dictador de la muerte de 846 personas

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·20/04/2011 - 22:00h

La comisión estatal que está investigando lo sucedido durante los 18 días de las protestas que condujeron a la caída de Hosni Mubarak, el pasado 11 de febrero, considera que el dictador egipcio fue "cómplice" de la muerte de 846 manifestantes en El Cairoy en otras localidades del país árabe mientras exigían el cambio de régimen.

"Tanto en el caso de que el presidente diera la orden oficial, como si permaneció en silencio sabiendo que se iba a disparar contra los manifestantes, él es responsable de las muertes de 846 manifestantes durante la revolución del 25 de enero, especialmente porque la matanza comenzó el primer día", dijo el juez Omar Marawan, secretario general de la comisión.

El expresidente está ingresado y bajo arresto en un hospital militar

Su informe, que se entregará a la Fiscalía, destaca que las Fuerzas de Seguridad contribuyeron deliberadamente a crear el caos en el país al abrir algunas prisiones para que los delincuentes comunes salieran a las calles. La comisión vio vídeos que muestran estos hechos y a agentes de Policía disparando de una manera arbitraria contra la muchedumbre desarmada y pacífica.

La comisión ha establecido que el número de muertos en los días de enero y febrero que duraron las protestas contra Mubarak se eleva a 846; es decir, más del doble de los 365 que reconocieron las autoridades en su momento.

El expresidente, de 82 años, se encuentra ingresado y bajo arresto en un hospital militar de Sharm el Sheij, a la espera de ser interrogado por presuntos casos de corrupción y por la muerte de manifestantes. Pero Amnistía Internacional exige que la investigación no se limite al periodo revolucionario, sino que se extienda a las tres décadas de poder del rais, puesto que durante todos esos años las Fuerzas de Seguridad hicieron lo que quisieron sin rendir cuentas a nadie.

Amnistía pide que se le juzgue por los crímenes de sus 30 años de mandato

"Bajo el paraguas del estado de emergencia, a las Fuerzas de Seguridad se les ha permitido cometer violaciones de los derechos humanos sin temor a que se les controlara o a que se les castigara", señala Amnistía Internacional.

La Fiscalía egipcia también está investigando a otras personalidades relevantes del antiguo régimen, como Omar Suleimán, quien durante 18 años fue responsable de los servicios de inteligencia y, al final del régimen, fue designado vicepresidente en un intento de acallar las protestas.

Suleimán, interrogado

Las autoridades sólo reconocieron 365 muertos durante las manifestaciones

Según la prensa egipcia, en las cinco horas que duró su interro-gatorio, Suleimán, de 77 años, dijo a los fiscales que en ningún momento escuchó a Hosni Mubarak dar órdenes en el sentido de que se debía disparar contra los manifestantes en la plaza Tahrir o en otros lugares donde tenían lugar las protestas.

Suleimán también insistió en que Mubarak dio instrucciones al entonces ministro de Interior, Habib al Adly, para limitar la actuación de la Policía, pero añadió que tenía en su poder más información que no podía revelar a la Fiscalía, porque si esta información se hiciera pública tendría "graves implicaciones".

Noticias Relacionadas