Miércoles, 20 de Abril de 2011

Asocian parto prematuro con mayor riesgo de déficit de atención

Reuters ·20/04/2011 - 16:57h

Por Kerry Grens

Cuanto más prematuro es un bebé, más propenso será a tener que usar medicamentos para el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Un equipo de Suecia halló que los bebés que nacen tres semanas antes de la fecha indicada corren riesgo de desarrollar TDAH, lo que sugiere que las madres que quieren programar una cesárea antes de la fecha esperada del parto deberían reconsiderarlo.

El trastorno impide prestar atención o controlar las conductas impulsivas. Se trata con terapia conductual o medicamentos. Se diagnostica en entre el 3 y el 5 por ciento de los niños de Estados Unidos.

Los autores analizaron una base de datos sueca con información de más de un millón de niños de entre 6 y 19 años; a 7.506 se le había indicado tomar fármacos para el TDAH.

Los que habían nacido extremadamente prematuros (entre 23 y 28 semanas de gestación) eran los que más riesgo tenían de desarrollar TDAH: 2,5 veces más que un bebé a término (a partir de la semana 39).

A 15 de cada 1.000 de esos niños se les indicó un medicamento para el TDAH, a diferencia de seis de cada 1.000 nacidos entre las semanas 39 y 41 de embarazo.

El bajo peso al nacer y la prematuridad extrema son factores de riesgo del TDAH. Y así lo confirma el estudio, que revela también que aun los bebés que nacen entre las semanas 37 y 38 de gestación tienen un 20 por ciento más de riesgo de desarrollar TDAH, según el autor principal del estudio, Anders Hjern.

A siete de cada 1.000 niños moderadamente prematuros (37 o 38 semanas de gestación al nacer) se les indicaron fármacos para el TDAH.

Estos resultados "tienen consecuencias importantes para la planificación de las cesáreas, que suelen realizarse en esas semanas", dijo Hjern a Reuters Health.

"Para minimizar el riesgo de que el bebé desarrolle TDAH, las cesáreas deberían programarse lo más cerca posible de la fecha de término (es decir, la semana 40)", agregó.

Existen otros factores de riesgo del trastorno, como el tabaquismo materno y la genética. El equipo comparó hermanos y halló que los que habían sido extremadamente prematuros tenían el doble de posibilidad de desarrollar TDAH que sus hermanos o hermanas nacidos a término.

El nuevo estudio, publicado en la revista Pediatrics, confirma la relación entre la prematuridad y el TDAH, aunque aun permanece indescifrable la fisiología de la causa del trastorno en niños prematuros, señaló Glen Aylward, profesor de la Escuela de Medicina de la Southern Illinois University y que no participó del estudio.

Para los autores, algún problema en el desarrollo gradual del cerebro cuando el bebé nace prematuramente podría inducir más adelante la aparición del TDAH.

El doctor Steve Faraone, profesor de SUNY Upstate Medical University, apuntó que los médicos mejoraron significativamente la capacidad de ayudar a los bebés a sobrevivir a edades gestacionales tan tempranas, "lo que indicaría que ese factor de riesgo crecerá en el tiempo".

FUENTE: Pediatrics, online 18 de abril del 2011