Miércoles, 20 de Abril de 2011

Bruselas y el Fondo Monetario Internacional tendrán su informe sobre Portugal a primeros de mayo

EFE ·20/04/2011 - 17:55h

EFE - El presidente de la Confederación de Comercio y Servicios, Joao Vieira Lopes (2-d), llega a una reunión con la misión enviada por Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para negociar el auxilio financiero luso, en el ministerio de Finanzas en Lisboa hoy.

El equipo conjunto de Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) desplazado a Lisboa para evaluar el rescate financiero de Portugal debe tener preparado su informe sobre el país la primera semana de mayo.

Según informaron a EFE fuentes comunitarias, este memorando será estudiado por el Ecofin -la reunión de los ministros de Economía de los 27 países miembros de la UE- en su cita del próximo 17 de mayo.

Estas mismas fuentes señalaron que antes de la reunión del Ecofin debe pronunciarse el Parlamento finlandés y una Comisión consultiva del Parlamento alemán, por lo que la troika, como se conoce al equipo que negocia el rescate, deberá finalizar sus trabajos a primeros del mes que viene.

Recientemente, los medios lusos se mostraron preocupados por el ascenso del partido anti-europeísta y ultraderechista Verdaderos Finlandeses en las elecciones legislativas del pasado domingo -ya son la tercera fuerza del país- debido a su posición contraria a aprobar una ayuda financiera a Portugal.

Representantes de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI comenzaron la semana pasada los trabajos técnicos en Lisboa para evaluar las cuentas lusas y sus necesidades de financiación, que se calculan en cerca de 80.000 millones de euros para los próximos tres años.

Desde el pasado lunes, la negociación encara una fase más "política", que consiste en encuentros bilaterales con los sectores más representativos de la economía y la política lusa.

Hasta el momento, el equipo conjunto de Bruselas y el FMI se ha reunido con el Ministerio de Finanzas, el Banco de Portugal, los partidos políticos de centro-derecha (actualmente en la oposición), los sindicatos, las patronales y con miembros del sector sanitario y judicial.

Sin embargo, los marxistas, comunistas y ecologistas lusos, que representan 31 de los 230 escaños en el Parlamento, se negaron a mantener un encuentro con la troika al rechazar frontalmente la solicitud de rescate.

Un portavoz de la Comisión explicó que en estas reuniones -que también han incluido a representantes del sector bancario luso- se ha escuchado el diagnóstico y las posibles soluciones de cada uno de los actores a la crisis que afronta Portugal.

No obstante, la misión entablará las negociaciones definitivas con el Gobierno socialista, que ejerce en funciones desde la dimisión del primer ministro, José Sócrates.

El líder de los socialistas portugueses decidió abandonar su cargo el pasado 23 de marzo después del rechazo en el Parlamento a las últimas medidas de austeridad de su Ejecutivo, lo que ha precipitado la convocatoria de elecciones para el próximo 5 de junio.