Miércoles, 20 de Abril de 2011

Tratar vaginosis en el embarazo reduce riesgo de parto prematuro

Reuters ·20/04/2011 - 14:42h

En las mujeres embarazadas con evidencia objetiva de flora vaginal anormal, administrar clindamicina antes de la semana 22 de gestación reduce significativamente la tasa de aborto espontáneo y nacimiento prematuro, reveló un nuevo informe.

Los investigadores hallaron que el 3,7 por ciento de las mujeres que recibieron clindamicina dieron a luz antes de la semana 37 de gestación, comparado con el 6,2 por ciento del grupo de control. Los datos de dos estudios indicaron que el antibiótico también disminuía el riesgo de aborto espontáneo avanzado.

El doctor Roberto Romero, de la Universidad Estatal Wayne y el Hospital de Mujeres Hutzel en Detroit, y colegas indicaron que una serie de revisiones sistemáticas evaluaron la evidencia referida al tratamiento de la infección del tracto genital en la primera etapa del embarazo.

"No obstante, ninguna de esas revisiones sistemáticas o meta-análisis evaluó simultáneamente la mejor opción terapéutica, la selección de pacientes infectadas y el momento de intervención", explicaron los autores de la investigación, publicada en American Journal of Obstetrics and Gynecology.

Dado que la clindamicina actúa contra organismos asociados al trabajo de parto espontáneo antes de término y a los nacimientos prematuros, el equipo realizó un meta-análisis de cinco ensayos controlados efectuados al azar que evaluaron este antimicrobiano en un total de 2.346 mujeres con flora genital anormal, incluida la vaginosis bacteriana, antes de la semana 22 de embarazo.

Los expertos calcularon que habría que tratar con clindamicina en lugar de placebo a 40 mujeres antes de la semana 22 de gestación para prevenir un caso de parto prematuro espontáneo.

Los autores hallaron que la evidencia era más fuerte para la clindamicina oral que la que se aplica a través de una crema vaginal.

El equipo concluyó que los resultados son sólidos y que podrían justificar "un ensayo controlado al azar más amplio y multicéntrico del control universal temprano y el tratamiento de la vaginosis bacteriana con clindamicina oral o en crema vaginal para la prevención del parto prematuro".

FUENTE: American Journal of Obstetrics and Gynecology, 4 de abril del 2011