Miércoles, 20 de Abril de 2011

Ministro libio adevierte de que la presencia de militares británicos puede prolongar la lucha

EFE ·20/04/2011 - 09:38h

EFE - Fotografía facilitada por la RAF británica el 20 de marzo de 2011 en la que se ve un avión Typhoon británico despegando de la base de Coningsby (Reino Unido), el 20 de marzo de 2011. Los aviones británicos participan en la operación "Odisea del Amanecer" que garantiza la zona de exlusión aéres sobre Libia. EFE/Sac Victoria Atkins/CPL Andrew Seaward/Archivo

El ministro libio de Asuntos Exteriores, Abdul Ati al Obeidi, ha advertido de que el envío de militares británicos a Libia puede prolongar los enfrentamientos con los rebeldes y perjudicar las posibilidades de alcanzar la paz.

En declaraciones hoy a la BBC, Al Obeidi dijo que la presencia británica en Bengasi, destinada a asesorar a las fuerzas rebeldes, supone un "paso atrás" y propuso un alto el fuego a fin de permitir a los civiles analizar cómo quieren que sea el futuro de Libia.

El Gobierno británico anunció ayer el envío de varios militares a Libia para asesorar a los rebeldes que luchan contra las fuerzas del coronel libio Muamar al Gadafi, pero aclaró que no se trata de entrenarles.

"Creemos que cualquier presencia militar es un paso atrás y estamos seguros de que si estos bombardeos terminan y hay un verdadero alto el fuego, podríamos tener un diálogo entre todos los libios sobre lo que ellos quieren, democracia, reforma política, constitución, elecciones. Esto no podría hacerse con lo que está pasando ahora (por el envío de militares)", afirmó Al Obeidi.

Los británicos asesorarán a los rebeldes sobre cómo mejorar las comunicaciones y cómo prestar ayuda médica, pero no participarán en en la planificación o ejecución de operaciones militares.

La medida es necesaria para proteger a los civiles en Libia y es compatible con la resolución 1.973 de las Naciones Unidas relativa a la protección de la zona de exclusión aérea, según argumentó ayer el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, tras anunciar el envío de los militares.

Sin embargo, algunos diputados británicos han expresado su preocupación por este decisión y han advertido de que hay un riesgo de que el conflicto tenga similitudes con el de Vietnam.

"Enviar asesores con un propósito limitado está probablemente dentro de los términos de la resolución 1.973, pero no debe ser visto como la primera entrega de más despliegue militar", dijo el diputado Menzies Campbell, del Partido Liberal Demócrata.

"Vietnam empezó con un presidente estadounidense enviando asesores militares. Debemos proceder con cautela", agregó.