Miércoles, 20 de Abril de 2011

Bruselas pedirá un aumento del presupuesto europeo pese a la crisis fiscal

EFE ·20/04/2011 - 07:32h

EFE - El comisario europeo de Presupuestos, el polaco Janusz Lewandowski. EFE/Archivo

La Comisión Europea propondrá hoy un borrador de presupuesto europeo para 2012 que incluirá un aumento superior al 2,9 % de este año, pese al llamamiento a la austeridad de los Estados miembros, que piden que la UE esté en línea con los recortes adoptados en la mayoría de países por la crisis.

El portavoz del Ejecutivo comunitario Patrizio Fiorilli explicó a Efe que este aumento se debe a que la UE se encuentra finalizando el periodo financiero actual (de 2007 a 2013), por lo que debe cumplir con muchos compromisos adquiridos en ejercicios anteriores.

Precisó que "más del 80 % del presupuesto europeo se dedica a reembolsar a los Estados miembros el dinero de proyectos comprometidos, principalmente en políticas de cohesión y agricultura. Si el 80 % aumenta automáticamente, es muy difícil evitar un incremento para el conjunto del presupuesto con el 20 % restante".

"Como las familias, aunque tengamos problemas, tenemos que pagar las facturas del agua y la electricidad", añadió.

Asimismo, Fiorilli recordó que el comisario europeo de Presupuestos, Janusz Lewandowski, pidió en febrero pasado a las instituciones que se apretaran el cinturón en sus presupuestos para el año que viene, con el objetivo de ser más eficientes y poder dedicar el máximo posible a políticas de empleo y crecimiento.

Sin embargo, en el contexto de crisis actual parece difícil que los Estados acepten una subida por encima de la de 2011, que logró ser aprobada en el último momento y estuvo a punto de provocar una crisis institucional entre una Eurocámara partidaria del gasto y los Veintisiete, reticentes a hacer concesiones en ese sentido.

El año pasado, la entrada en vigor del Tratado de Lisboa dificultó el proceso presupuestario, al incrementar las prerrogativas de la Eurocámara en la negociación y darle poder de codecisión junto con el Consejo, órgano donde están representados los Estados miembros de la UE.

Tras dos meses de negociaciones infructuosas, los eurodiputados aceptaron el presupuesto de 126.500 millones de euros propuesto por los Veintisiete, con un incremento del 2,9 % respecto al de 2010, a cambio de un compromiso de adquirir mayor peso en la negociación de las perspectivas plurianuales de la UE a partir de 2013.

Tras la propuesta que la Comisión efectuará hoy sobre el presupuesto del ejercicio que viene, el Consejo y el Parlamento Europeo deberán pronunciarse en una única lectura.

En caso de desacuerdo, se establecerá un proceso de conciliación de 21 días.