Miércoles, 20 de Abril de 2011

Malasia abre un reformatorio para homosexuales

66 adolescentes considerados "amanerados" ya han ingresado en el centro, donde se intentará que no "terminen siendo gays" con clases de educación física o de religión

EFE/PUBLICO.ES ·20/04/2011 - 10:58h

El estreno de la película 'Bruno', de Sacha Baron Cohen, fue prohibido en el país por su contenido "ofensivo", racista y por su protagonista gay.

Malasia ha abierto el primer reformatorio del país dedicado a inculcar maneras masculinas en adolescentes con un comportamiento amanerado "para evitar que terminen siendo homosexuales".

El centro, que es estatal, ha sido creado en uno de los Estados más conservadores del país, en Terengganu. Hasta la fecha ya ha ingresado un primer grupo de 66 chicos de edades comprendidas entre los 13 y 17 años, según ha informado el diario Star

Los muchachos han sido derivados al internado después de que sus maestros, desde sus respectivos colegios, observaran formas supuestamente afeminadas. Allí serán sometidos durante un mínimo de cuatro días a clases de "educación física y de religión" y recibirán consejos de sus tutores sobre la forma de actuar con masculinidad

"No podemos obligarles a cambiar, pero queremos que sepan sus opciones"

El director de educación del estado de Terengganu, Razali Daud, ha asegurado a la prensa que los cursos tienen como objetivo que estos adolescentes, con rasgos amanerados, "terminen siendo gays u homosexuales". "Tal comportamiento afeminado no es natural y afectará a sus estudios y a su futuro. No es una cura de un día para otro. No podemos obligar a los chicos a cambiar, pero queremos que sepan las opciones que tienen en la vida. Algunos chicos afeminados terminarán como travestis o como homosexuales, pero queremos hacer nuestro mejor esfuerzo para controlar dicho fenómeno", ha explicado un funcionario del país, según recoge la web Universoweb.com.

Estas palabras y la iniciativa no han tardado en recibir críticas por parte de los grupos comprometidos con la igualdad de género, mientras que el Gobierno central de Kuala Lumpur ha pedido el cierre inmediato del reformatorio por transgredir la ley de protección del menor. "Con esto lo que se hace es promover los prejuicios y la homofobia", ha asegurado el Grupo Conjunto para la Igualdad de Género.

En Malasia, el sexo entre personas homosexuales está prohibido y aquellas declaradas culpables de practicarlo pueden ser condenadas a penas de hasta a 20 años de cárcel por los tribunales de Justicia.

Actualmente, el líder de la oposición y ex viceprimer ministro de Malasia, Anwar Ibrahim, está siendo juzgado de nuevo por sodomía, delito por el que un tribunal le condenó a 15 años prisión, aunque fue liberado tras casi siete años de encarcelamiento.

Noticias Relacionadas