Miércoles, 20 de Abril de 2011

HRW denuncia el "silencio ensordecedor" de la UE y EEUU ante la represión política saudí

EFE ·20/04/2011 - 10:08h

EFE - Fotografía de archivo fechada el 3 de junio de 2009 del rey Abdalá bin Abdelaziz (c), de Arabia Saudí, al otorgar un collar de oro al presidente estadounidense, Barack Obama, (i) durante una reunión en la Residencia Real de Riad (Arabia Saudí). EFE/Archivo

La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) acusó hoy a Estados Unidos y la Unión Europea de mantener un "silencio ensordecedor" ante el arresto de más de un centenar de activistas de la oposición en Arabia Saudí.

HRW dijo en un comunicado que por lo menos 160 disidentes han sido detenidos en Arabia Saudí desde febrero pasado en violación de las leyes internacionales sobre derechos humanos, incluido el escritor y profesor Nadhir al Mayid, detenido el pasado 17 de abril.

"Mientras la lista de presos políticos saudíes va creciendo, el silencio de Estados Unidos y de la Unión Europea se vuelve más ensordecedor", afirmó el investigador de HRW Christoph Wilcke.

La ONG acusó a "los aliados de Arabia Saudí de no haber protestado públicamente por estas graves violaciones sistemáticas" a los derechos humanos, y citó concretamente declaraciones de la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton.

"Ashton dijo el 18 de abril que estaba 'muy contenta' con su visita de dos días a Riad y no hizo comentarios públicos sobre los prisioneros políticos", afirmó HRW.

La ONG recordó que tampoco lo hicieron el consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que visitó Riad el 13 de abril, ni el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, que estuvo el 6 de abril.

"El silencio de la UE sobre el descarado arresto de un disidente pacifista en el primer día de la visita de su jefa de la diplomacia parece como una palmadita en la espalda a un Estado autoritario", agregó HRW.

Al Mayid fue detenido por la policía en su domicilio de la provincia de oriental de Jobar, después de que el 2 de abril publicara un artículo titulado "Yo protesto, luego existo".

Al calor de las rebeliones en el mundo árabe, en Arabia Saudí se han producido tímidas protestas políticas desde el pasado 10 de marzo, especialmente en regiones con mayoría chií, pero con mucha menos intensidad que en otros países de la región.

El Gobierno de Arabia Saudí, el primer exportador mundial de petróleo, anunció el 23 de febrero y el 18 de marzo dos conjuntos de medidas económicas para los sectores más necesitados y, a la vez, reforzar el aparato de seguridad.

El poder en Arabia Saudí está concentrado en las manos del rey Abdalá bin Abdulaziz y de la familia real. No hay partidos políticos ni Parlamento elegido democráticamente, y las únicas elecciones son las municipales.