Miércoles, 20 de Abril de 2011

Obama publica sus ingresos e impuestos

El presidente de EEUU ganó 1,7 millones y pagó 453.770 dólares

ISABEL PIQUER ·20/04/2011 - 01:00h

ISABEL PIQUER - Obama, durante un acto en Annandale, Virginia. ap

La Casa Blanca hizo pública ayer, como todos los años, la declaración fiscal del presidente estadounidense, justo antes del plazo oficial. Para mostrar el buen ejemplo, Barack Obama pagó 453.770 dólares en impuestos, 100.000 menos de lo que hubiera abonado si los recortes fiscales a las franjas más adineradas no hubieran sido aprobados bajo presión republicana.

Los Obama no son exactamente pobres. Sus considerables ingresos no proceden tanto del sueldo de funcionario como de las superventas de los dos libros semiautobiográficos del presidente (Dreams from my Father; The Audacity of Hope) y de una obra más reciente para niños (Of Thee I Sing: A Letter to My Daughters). De hecho, lo que han pagado a Hacienda supera el sueldo de presidente de EEUU que asciende a 400.000 dólares anuales (al errático cambio actual unos 280.000 euros, más o menos 20.000 euros al mes).

En total, los ingresos del matrimonio en 2010 sumaron 1,73 millones de dólares, una suma considerable pero muy inferior a la del año anterior, cuando las ventas de los libros se beneficiaron de la publicidad de la campaña electoral y los Obama ingresaron 5,5 millones.

El vicepresidente, Joseph Biden, y su mujer, Jill, declararon unos ingresos totales de 379.178 dólares y pagaron 86.626 dólares en impuestos.

Los Obama fueron generosos a la hora de contribuir a obras caritativas. Dedicaron el 14,2% de sus ingresos, en total 245.075 dólares, a 36 organizaciones benéficas, entre ellas, la fundación Fisher House, que echa una mano a los familiares de los soldados, el fondo Clinton-Bush de ayuda humanitaria a Haití y el Boys and Girls Club of America, una organización nacional dedicada a la juventud. En 2009 se permitieron más donaciones (329.100 dólares) y la totalidad de los ingresos del premio Nobel (1,4 millones de dólares) a distintas organizaciones.

El presidente ya ha dicho muchas veces que no le importa pagar más impuestos porque se lo puede permitir. A finales del año pasado, Obama se vio obligado a prolongar las deducciones fiscales a los más ricos (ingresos superiores a 250.000 dólares anuales). En su discurso de la semana pasada sobre cómo reducir la deuda de EEUU, anunció que no volvería a firmar las medidas aprobadas por su predecesor (de ahí su nombre oficioso "Bush tax cuts") que caducan a finales de 2012.