Martes, 15 de Enero de 2008

Israelíes y palestinos negociarán sin luz ni taquígrafos

Las conversaciones serán a puerta cerrada «para evitar posiciones extremas».

EUGENIO GARCÌA GASCÓN ·15/01/2008 - 13:09h

Israel sigue construyendo en Cisjordania. EFE

Israelíes y palestinos acordaron ayer negociar a partir de ahora sobre media docena de cuestiones claves para el proceso de paz sin darle a las reuniones un carácter público, a petición de Israel.

A partir de ahora, las dos partes discutirán, aproximadamente una vez por semana, las cuestiones que se consideran vitales para progresar en las negociaciones y lograr un acuerdo de paz: Jerusalén, asentamientos judíos en Cisjordania, refugiados palestinos, fronteras, seguridad y recursos de agua.

Así lo acordaron la ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, y el ex primer ministro palestino, Ahmad Qureia, quienes durante dos horas se reunieron en Jerusalén por primera vez después de la gira que la semana pasada realizó en la zona el presidente George Bush en una “atmósfera buena y constructiva”.

Antes del encuentro, Livni ya declaró que las conversaciones deben tener carácter confidencial para tener éxito. Según Livni, hablar delante de las cámaras lleva a las partes a mantener “posiciones extremas” y al aumento de la violencia.

Las posibilidades de que las negociaciones prosperen son muy remotas, en parte porque Israel se niega a detener la construcción masiva de viviendas para colonos judíos en los territorios ocupados.

Desde la visita de Bush, numerosos altos cargos del Gobierno, empezando por el primer ministro Ehud Olmert, han dicho que las obras continuarán en todos los lugares que Israel considere oportuno, especialmente en Jerusalén este.

Basta darse una vuelta por ciertas partes de Cisjordania para observar que se está construyendo a gran velocidad en los asentamientos. En el caso de Jerusalén, la situación todavía es peor.

Concesiones “significativas”

Por la tarde, Livni dijo que está preparada para hacer concesiones territoriales “significativas”, sin explicar que quiere decir con esa palabra. Concesiones “significativas” para Israel pueden ser perfectamente inaceptables  para los palestinos.

Se deben considerar también las dificultades internas de Israel. Es posible que el líder de Israel es Nuestra Casa, Avigdor Liberman, anuncie hoy su intención de dejar el Gobierno. Según Liberman, Israel ha iniciado un camino estratégico “peligroso”.

Por ahora, Olmert no está muy preocupado con la posible salida de Liberman, puesto que seguiría contando con el apoyo de una mayoría suficiente para gobernar. La negociación con los palestinos puede dificultar mucho la estabilidad política en Israel, ya que una gran parte de la población y de la Kneset no ve estas acciones con buenos ojos.