Martes, 19 de Abril de 2011

La Junta entregará los ERES "muertos" en cuanto la juez Alaya lo pida

EFE ·19/04/2011 - 13:51h

EFE - En este armario acorazado se transportaron hacia la Audiencia Provincial de Sevilla las actas de los consejos de gobierno de la Junta de Andalucía que pidió la juez Mercedes Alaya, que investiga los ERE irregulares. EFE/Archivo

La consejera de Presidencia de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, ha asegurado hoy que el Gobierno andaluz entregará los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) ya pagados, conocidos como ERE "muertos", a la juez que investiga las presuntas irregularidades en estas ayudas, Mercedes Alaya, en cuanto lo pida.

Moreno ha reiterado en varias ocasiones, a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, que la Junta de Andalucía "no polemiza" con esta juez, a la que presta toda su colaboración para el esclarecimiento de estas irregularidades y de la que sólo "discrepa" por su petición de las actas de todos los acuerdos del Ejecutivo autonómico.

"No queremos confrontar ni polemizar políticamente con el juzgado; somos dos poderes del Estado que estamos llamados a colaborar y compartimos el mismo objetivo que es el respeto de la ley y la persecución de cualquier persona que se haya aprovechado de lo público", ha espetado.

Ha asegurado que no le consta que la juez Alaya haya pedido a la Junta los ERE "muertos" y ha asegurado que el Gobierno andaluz, que ya ha entregado 150.000 folios a la juez, pondrá a disposición judicial la nueva documentación en cuanto los reclame, "como no puede ser de otra manera".

Respecto a la reclamación de dirigentes del PP de que se investiguen los ERE "muertos" al interpretar que si en 5.900 ayudas de expedientes vivos examinados se han hallado 183 irregularidades serían 589 los errores en los 19.000 expedientes ya abonados, Moreno ha replicado que "vuelven a mentir" porque "todos y cada uno" de los ERE solicitados están a disposición del juzgado del que la Junta acatará "lo que ordene en cada momento".

"Hemos investigado a instancia propia un periodo de casi diez años, que no es poco, porque es el periodo que ha acotado el juzgado y, sobre todo, porque hemos intentado evitar que la Junta de Andalucía continuara pagando prejubilaciones que consideramos indebidas", ha añadido.

Ha sostenido que el Gobierno andaluz ha empleado "un tiempo récord en investigar, destapar y dimensionar" estos fraudes, periodo en el que ha aguantado "carros y carretas" del PP pero que le ha servido para atesorar "una enorme credibilidad y conocimiento" de este caso que le permite no dejar pasar "ni una mentira más del PP".

La consejera ha contrapuesto esta actitud con la del PP, partido al que ha acusado de ser un "experto en intimidar a jueces y fiscales" con quienes discrepa.