Martes, 19 de Abril de 2011

Nuevas guías del Alzheimer catalogan la enfermedad en etapas

Reuters ·19/04/2011 - 15:34h

Por Julie Steenhuysen

Las primeras guías diagnósticas sobre la enfermedad de Alzheimer emitidas en 27 años califican al desorden como una condición que aparece gradualmente a lo largo de los años, que comienza con cambios en el cerebro para seguir con problemas de memoria leves y finalmente avanzar a una total demencia.

Lanzadas el martes en Estados Unidos por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento y la Asociación del Alzheimer, las guías reconocen oficialmente al deterioro cognitivo leve (DCL) -descripto por primera vez hace más de una década- como precursor de la enfermedad.

Las directrices suman una nueva categoría de investigación conocida como Alzheimer preclínico, el estadio más temprano de la condición, cuando comienzan a formarse marañas de proteína amiloide en los cerebros de personas hasta allí saludables.

Esta etapa preclínica que se establece unos 10 años antes de la demencia es considerada la mejor para intervenir en la enfermedad.

Por ello, los nuevos agentes para las tomografías, las pruebas de líquido espinal y otros biomarcadores que predicen el Alzheimer se están volviendo muy importantes para los investigadores y las compañías farmacológicas.

La noción de etapas diferentes de la enfermedad indica una clara diferencia en relación a las guías publicadas por investigadores del Gobierno en 1984, que sólo reconocían la fase de demencia del Alzheimer, en la cual las personas pierden la memoria y la capacidad de cuidar de sí mismos.

"La mayor diferencia entre entonces y ahora es que ahora pensamos en este proceso como un continuo que comenzó muchos años antes de efectuar el diagnóstico de demencia", dijo en una rueda de prensa el doctor Guy McKhann, de la Escuela de Medicina de la Johns Hopkins University, quien trabajó en las nuevas guías.

Incluir fases previas de la enfermedad es importante para avanzar en la investigación del Alzheimer, indicó la doctora Reisa Sperling, del Brigham and Women's Hospital en Boston, quien dirigió el grupo que escribió las guías sobre el Alzheimer preclínico.

"Si realmente alguna vez vamos a avanzar en la prevención de la enfermedad de Alzheimer, tenemos que incluir a las personas que aun no tienen síntomas", manifestó Sperling.

Sperling indicó que poder diagnosticar a alguien con Alzheimer preclínico permitirá más esfuerzos preventivos y de tratamiento temprano, de la misma forma que para el colesterol elevado se toman estatinas para prevenir la enfermedad cardíaca.