Martes, 19 de Abril de 2011

Apología del príncipe macho (dominante)

BOB POP ·19/04/2011 - 16:40h

Betsaida, de Las Palmas, quiere ser militar y busca a un "príncipe azul" que esté cachas. Cris, de Valencia, especifica: "Pero no de esos príncipes que luego son sapos". Eva, de Gijón, dice que suspira directamente por un "macho dominante, porque para mujer ya estoy yo". "Nada de metrosexuales", concluye. Pues no sé qué opinaría el feminismo de todo esto...


Dos millones de espectadores siguen cada día este programa. Cuando se desata la histeria, cuando el lenguaje barriobajero y los aspavientos lo invaden todo, uno se pregunta qué atractivo le encuentra ese público entregado a esta ceremonia que no imita a la vida (¿la gente es así?), sino que la teatraliza hasta el absurdo más estrambótico. ¿Seré yo el raro?


Raúl Castro, a sus 79 años, clama en la tribuna del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba contra el "inmovilismo" de su propia organización. Ahora reclama actualizar el modelo y abrir la economía al sector privado. O eso o la bancarrota. Pues muy bien, pero habría que preguntarse por qué las revoluciones acaban estrellándose contra la gerontocracia.