Martes, 15 de Enero de 2008

Las FARC secuestran a seis turistas colombianos cerca de Panamá

Fuentes del Gobierno señalaron que los excursionistas no tenían permiso para encontrarse en esta peligrosa zona.

GORKA CASTILLO ·15/01/2008 - 12:39h

Momento en el que Clara Rojas abraza a su hijo Emmanuel tras años separados. AFP

“Alf Onshuus ni es de familia adinerada ni mantiene vinculación política con nadie. Simplemente es un enamorado de las matemáticas”, ha asegurado a Público uno de los mejores amigos de este ciudadano colombiano de ascendencia noruega, secuestrado ayer en una playa del departamento del Chocó junto a otros cinco turistas.

Su familia vive horas de angustia tras la confirmación oficial de que todos ellos están en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Me resulta increíble”, sentencia su amigo, que prefiere mantener su identidad en el anonimato.

Onshuus, un joven matemático de 30 años, doctorado en la universidad de Berkeley y que actualmente es profesor de la Universidad de Los Andes.

Según relata su amigo pasaba sus últimos días de vacaciones en la costa pacífica de Colombia antes de reincorporarse a su puesto de trabajo en Bogotá.

La zona es de difícil acceso, selvática y agreste, y muy cercana a un área habitual de enfrentamientos armados del Ejército con la guerrilla.

La versión facilitada por el coronel Héctor Aguas, comandante de la segunda brigada de infantería de marina de las Fuerzas Armadas colombianas, apunta a que los seis turistas secuestrados fueron interceptados por un comando de diez hombres del frente 57 de las FARC, que dirige el comandante Gilberto, alias Becerro, en la playa de Morromico, muy cerca de la frontera con Panamá.

Todos los desaparecidos llegaron a la zona en lanchas desde la localidad de Nuquí. Iban acompañados de 13 vecinos que fueron liberados por los guerrilleros.

Fuentes del Gobierno señalaron que los excursionistas no tenían permiso para encontrarse en esta peligrosa zona. 

“No cumplieron con las normas establecidas para ese movimiento”, añadió un comandante encargado de la Brigada Fluvial de Infantería.

La extorsión económica puede estar detrás de este nuevo secuestro, tan sólo cinco días después de que las FARC decidieran liberar a Clara Rojas y Consuelo González como muestra de sus intenciones por buscar una solución política al conflicto colombiano, que mantiene cautivos a cerca e 700 personas.

Docentes retenidos

Además de Alf Onshuus, fueron secuestrados su esposa Ana María Aldana, también profesora de la Universidad colombiana Los Andes; César Hoyos, propietario de un hotel en el municipio de Nuquí; Hernando Martínez Rodríguez, profesor del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena); Jose Alejandro Torres, estudiante universitario y José Arnulfo Rodríguez Barrera, comerciante.

Este no es el primer secuestro de turistas en Colombia. En 2003, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) apresó a ocho turistas, entre ellos el donostiarra Asier Huegun cuando se disponían a escalar una zona montañosa al sur de Bogotá. Huegun fue liberado tras más de dos meses de duro cautiverio en la selva.