Lunes, 18 de Abril de 2011

Guardiola, todo lo que juega en una final lo convierte en Copa

EFE ·18/04/2011 - 14:10h

EFE - El entrenador del Fc. Barcelona, Josep Guardiola. EFE/Archivo

El técnico azulgrana Josep Guardiola se ha convertido en una máquina de producir títulos desde que hace cuatro años inició su carrera en el filial del FC Barcelona, especialmente en las finales, ya que las ha ganado todas.

Inició su racha triunfal siento técnico del Barcelona B, cuando tras proclamarse campeón la Liga de la Tercera división ganó la eliminatoria de ascenso a la Segunda B.

Más celebrados fueron sus títulos en las dos primeras finales que disputó como entrenador del primer equipo, en la temporada 2008-09. Precisamente fue en el estadio de Mestalla y en una final de la Copa del Rey donde Guardiola logró su primera final, al vencer el Barça por 4-1 al Athletic Club.

Tras esta victoria, el Barcelona se proclamó campeón de Liga y en la siguiente final, en la Liga de Campeones, el conjunto de Guardiola se proclamó campeón de Europa tras ganar a Manchester United por 2-0.

En la siguiente final, Guardiola volvió a derrotar en un doble partido al Athletic Club en la Supercopa de España. Una nueva final, días después en Mónaco, proclamó al Barça campeón de la Supercopa de Europa contra el Shakhtar (1-0).

La última final que jugó el Barça aquel triunfal 2009 fue en el Mundial de Clubes, en la que conjunto catalán volvió a ganar, esta vez contra el Estudiantes argentino por 2-1.

La última final que ha jugado el Barça de Guardiola fue en esta temporada, en el doble partido de la Supercopa de España, al derrotar al Sevilla.

La final de la Copa del Rey del miércoles en Mestalla contra el Madrid será la séptima final que juega el equipo de Guardiola, desde que hace tres años se hizo con las riendas del conjunto profesional del Barcelona.

Durante este corto periodo, su historial es extenso ya que lleva sumados ocho títulos: dos Ligas, una Copa del Rey, una Liga de Campeones, dos Supercopas de España, una Supercopa de Europa y un Mundial de clubes.

Así, Josep Guardiola se ha convertido en un seguro de vida para el Barcelona, al que ha dotado de un modelo de fútbol mucho más sofisticado del que se nutre, el implantado por Johan Cruyff, y que para satisfacción de los barcelonista ha producido títulos como nunca antes se había visto en la entidad.

El Barcelona, en este tramo final del campeonato, está en disposición de ganar la Copa del Rey, ya que jugará la final el miércoles; la Liga, pues está con ocho puntos de ventaja en el liderato a falta de seis partidos, y cuenta aún con opciones en la Liga de Campeones, donde jugará la semana que viene las semifinales.

Dado que el Barça y el Madrid jugarán la final de la Copa del Rey y la situación en la Liga tiene a los dos equipos como únicos protagonistas en lo alto de la tabla, todo apunta a que estos dos conjuntos disputarán la Supercopa de España en verano, hecho que pondrá otra final a la disposición de ambos equipos y del extenso palmarés como técnico de Josep Guardiola.

Como jugador, el técnico azulgrana también cuenta con un exitoso historial, y también en finales, sólo oscurecido por la derrota en la final de la Liga de Campeones contra el Milan en 1994 (4-0), partido que se jugó en Atenas, y la final de la Copa del Rey que el Barça perdió contra el Atlético de Madrid en Zaragoza (1-0).

Al margen de las seis Ligas ganadas como jugador, Guardiola cuenta con un historial amplio de victorias en finales: la Copa de Europa de 1992, la Copa del Rey (1997 y 1998), la Recopa del Europa de 1997 y la final de los Juegos de Barcelona de 1992.