Lunes, 18 de Abril de 2011

"Relatos de Asgard", el nacimiento del Thor mitológico

EFE ·18/04/2011 - 13:11h

EFE - Imagen facilitada por la editorial Panini de la portada del cómic "Thor. Relatos de Asgard", una de las obras más famosas de este superhéroe, que se reedita a pocos días del estreno de la película "Thor".

A pocos días del estreno de la película "Thor", la editorial Panini reedita una de las obras más famosas del superhérore, "Relatos de Asgard", serie firmada por Stan Lee y Jack Kirby que marcó el inicio de las tramas mitológicas en el universo Marvel.

El personaje había visto la luz, el 5 de junio de 1962, en la revista "Journey into the mistery". En esas páginas se dio a conocer Donald Blake, un médico de carácter enfermizo y cuya vida cambia por completo tras encontrar un misterioso bastón. Al ser golpeado contra el suelo, el artilugio confiere los poderes del Dios del Trueno.

Los episodios iniciales transitaron los cánones habituales del tebeo de superhéroes, pero la situación cambió de forma radical a partir del número 97 de "Journey...", donde comienza a desarrollarse el componente mitológico que ya no abandonaría la saga y definiría, a la vez, una época en la historia de Marvel.

El libro que ahora sale a la venta recoge el nacimiento de las deidades clásicas, la aparición de Odín y sus ejércitos, las grandes batallas que dieron forma a la ciudad de Asgard, la niñez de Thor o la llegada a la Tierra del héroe del casco alado.

En estas viñetas, Lee y Kirby emprendieron "una tarea de proporciones cósmicas: ofrecer la génesis de los dioses nórdicos. De esta forma se nos muestra el linaje de Odín, el nacimiento del Puente del Arco Iris y, en suma, el origen de Asgard", detalla Raimon Fonseca en el prólogo de la obra.

La edición de estos relatos viene acompañada por otro notable lanzamiento de la línea Gold, consagrado en este caso a la "Vida y muerte del capitán Marvel", un personaje que experimentó una trayectoria desigual hasta que el dibujante y guionista Jim Starlin se hizo cargo de la serie, allá por 1973.

Todo había comenzado en agosto de 1961, cuando Stan Lee cambió el nombre de la editorial Atlas por el de Marvel Comics, un homenaje al primer tebeo lanzado por la compañía en 1939. La decisión fui todo un acierto, ya que la primera mitad de la década de los sesenta fue conocida como "la Era Marvel".

"Todo este éxito contaba con un pequeño problema. En el mundo del cómic USA existía un personaje llamado capitán Marvel (surgido en los años cuarenta) que no tenía nada que ver con Marvel Comics. La situación era un tanto extraña, pero entonces ocurrió algo inesperado", recuerda Fonseca en el prólogo del libro.

Los abogados de Marvel descubrieron que los derechos del personaje no tenían dueño, así que se lanzaron a una batalla con DC Comics para hacerse con ellos. Los primeros se quedaron con el nombre, mientras que los segundos obtuvieron al capitán original.

Con la denominación en su poder, Lee se inventó a Mar-Vell, un alienígena de la raza kree que viaja a la Tierra para preparar la invasión de su ejército. Contra todo pronóstico, el superhéroe acaba pasándose al bando de los humanos, que le bautizan como capitán Marvel.

La serie combinó buenos momentos con otros menos brillantes, por lo que nunca pasó de ser una referencia menor entre los lectores. Mike Friedrich (guionista de "Iron Man") era el responsable en febrero de 1973, cuando Jim Starlin recibió el encargo de convertir al capitán en el superhéroe cósmico por excelencia.

"Vida y muerte del capitán Marvel" recopila las historietas ideadas por Starling hasta 1974, además de incluir la novela gráfica "La muerte del capitán Marvel" (1982), un título que aportó una novedad fundamental en el cómic superheroico moderno: la consideración humana de los guardianes del bien.