Lunes, 18 de Abril de 2011

El Reino Unido abordará en EEUU la ayuda humanitaria a los rebeldes libios

EFE ·18/04/2011 - 08:20h

EFE - El ministro británico de Cooperación Internacional, Andrew Mitchell. EFE/Archivo

El ministro británico de Desarrollo Internacional, Andrew Mitchell, ha viajado a Nueva York, donde tratará del incremento de la ayuda humanitaria a los rebeldes libios y procurará que se mejore el acceso a la misma.

"Es vital que la ayuda en forma de alimentos, agua o medicinas llegue al pueblo (libio). Es esencial que se dé a las agencias humanitarias libre acceso y sin restricciones a Misrata y otras áreas afectadas por los combates", declaró Mitchell a la prensa antes de viajar a Estados Unidos.

Según ese ministerio, informaciones llegadas de Libia indican que la situación humanitaria es muy precaria en ciertas zonas del Oeste de Libia, a las que no tienen acceso esas agencias.

Éstas se quejan de la escasez de suministros críticos y denuncian que se llevan a cabo ataques contra civiles y las instalaciones médicas, lo que impide muchas veces trabajar al personal.

Según la BBC, cientos de civiles han abandonado Misrata en los últimos días y los líderes rebeldes y los médicos están cada vez más preocupados por la situación en esa ciudad de 300.000 habitantes.

Mientras tanto, en declaraciones a la emisora Sky News, el primer ministro británico, David Cameron, afirmó que la resolución sobre Libia aprobada por la ONU limita la capacidad de maniobra de los aliados que tratan de proteger a los civiles con una zona de exclusión aérea.

"No somos una fuerza ocupante, no somos invasores. No se trata de eso. Y ello supone una limitación, pero creo que está bien que sea así", dijo el líder tory.

"Hemos dicho que no vamos a invadir, que no vamos a ocupar, lo que lo hace más difícil ya que no podemos determinar el resultado con los medios a nuestra disposición", explicó Cameron.

Y agregó: "Hemos dicho con toda claridad que tenemos que atenernos a los términos de la resolución del Consejo de Seguridad, y debemos conservar el apoyo del mundo árabe".