Archivo de Público
Lunes, 18 de Abril de 2011

Cala el mensaje de Eguiguren

"Jesús, vamos a defender a todos los compañeros que trabajan por la paz", le dijo Zapatero

G. M. ·18/04/2011 - 01:00h

Zapatero y Eguiguren conversan ayer sonrientes en un momento del acto. h. BILBAO

Jesús Eguiguren acudió ayer a la Fiesta de la Rosa, que los socialistas vascos celebraron en Durango, con un mensaje para el presidente José Luis Rodríguez Zapatero: "La tarea pendiente en España es la paz y le ha tocado esta misión histórica".

El presidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE) explicaba este mensaje en una entrevista publicada ayer en este diario con el deseo de que el Gobierno se sacuda de una vez los ataques del PP en política antiterrorista y, "con pulso firme y la mano tendida", favorezca un proceso para el final ordenado de la violencia de ETA y la reconciliación social en Euskadi.

Eguiguren tuvo tiempo de conversar con Zapatero sobre ello durante la celebración del acto político y, después, cuando el presidente subió sonriente al escenario para pronunciar su discurso ante las 6.000 personas que abarrotaban el pabellón Landako Gunea, le escuchó con atención estas palabras: "Jesús, vamos a defender a todos los compañeros que han trabajado y trabajan por la paz". El presidente del PSE sonrió satisfecho y aplaudió, como los miles de socialistas vascos congregados.

"Misión histórica"

Fue la respuesta más clara de Zapatero a las inquietudes mostradas por el presidente del PSE las últimas semanas. En la entrevista concedida el viernes a este diario, Eguiguren defendía que el PSOE debe responder a los ataques del PP en política antiterrorista e, incluso, romper el pacto del Gobierno vasco con los conservadores vascos si estos impiden iniciativas por la paz. También hacía un llamamiento al Gobierno para que sea consciente de que "le ha tocado la misión histórica" de lograr la paz y de que, en este cometido, son importantes los gestos.

Anima a Patxi López a hacer «sacrificios» para lograr la paz y "hacer historia"

Zapatero, que es consciente desde hace tiempo de las inquietudes de Eguiguren, tomó nota de ellas a la vista de su discurso. No sólo se dirigió a él directamente al proclamar que el Gobierno no va a dejar solos a "todos los compañeros que han trabajado y trabajan por la paz". También tuvo otros cuatro gestos de calado en la línea del mensaje de Eguiguren. El primero fue para la izquierda abertzale, a la que Zapatero diferenció claramente de ETA en su discurso y animó a "dar más pasos adelante" para entrar en "la democracia".

El segundo mensaje claro del presidente que satisfizo a Eguiguren fue para el PP por la utilización partidista de la política antiterrorista. "Desde aquí les tengo que decir (al PP), con prudencia, pero se lo tengo que decir, que no nos vamos a callar ante esa actitud que consideramos incalificable, que no aceptamos. Lo digo desde una legitimidad, que es la legitimidad de la actitud histórica del PSOE, porque en el Gobierno y en la oposición jamás hemos utilizado la lucha contra ETA en la contienda política", dijo Zapatero, antes de recordar que durante los cuatro años que lideró la oposición al Gobierno de José María Aznar "jamás" le criticó "por la lucha contra ETA y fueron años difíciles y duros".

Y agregó: "Cumplimos con nuestro deber, miramos el interés general por encima de cualquier otro, por ello no nos vamos a callar, pero tampoco nos vamos a parar, vamos a seguir trabajando por la paz".

Advierte al PP de que no se va a "callar" ni a "parar" por sus ataques

Esta idea fue precisamente el tercer gesto del presidente en su discurso con Eguiguren, que defiende la necesidad de tomar medidas a favor de la paz, aunque haya que hacerlo con la oposición del PP. Como dice el presidente del PSE, "la política es acuerdo y competencia, y cuando no hay acuerdo, pues a competir".

El cuarto gesto de Zapatero con Eguiguren fue cuando habló del logro de la paz como una misión "histórica" de los socialistas vascos y se dirigió al lehendakari: "Patxi, esta es una tarea que merece tanto la pena que los esfuerzos y los sacrificios que se puede hacer por la misma son muy pequeños, es la tarea de las que hacen país, historia".

El lehendakari, que el viernes respondió con un rechazo a la idea de Eguiguren de romper el pacto con el PP vasco si obstaculiza medidas por la paz, sí quiso ayer enviar un aviso en esa clave a los conservadores tras tachar de "indecente" el uso de ETA en sus ataques al Gobierno. "Los socialistas, si tenemos que aguantar, aguantamos, y si tenemos que resistir, resistimos, pero no hemos nacido ni para aguantar ni para resistir, sino para cambiar las cosas. Y esta batalla la vamos a ganar". D