Domingo, 17 de Abril de 2011

Puyol ha vuelto para quedarse

El defensa no descarta su concurso en la final de Copa. El capitán azulgrana paga la falta de competición con una sobrecarga en los isquiotibiales. "Nada que ver con la rodilla", asegura contento

 

RUT VILAR ·17/04/2011 - 23:33h

Puyol, tras el entrenamiento. - FERNANDO ZUERAS

El capitán del Barcelona andaba por la ciudad deportiva de Sant Joan Despí ataviado con la camiseta que Nike, la firma que viste al Barça y calza al zaguero, ha lanzado para conmemorar la final de Copa del miércoles en Mestalla. En el anverso lucía Puyol cuatro barras azul y grana sobre fondo negro, y en el dorso, el lema "som uns colors, som una manera de fer" (somos unos colores, somos un modo de hacer). Aunque salió del césped de Chamartín en camilla, el central se movía sin el menor atisbo de cojera.

Titular en el clásico después de casi tres meses sin jugar por culpa de un tendinopatía, el de La Pobla tuvo que dejar el campo tras una hora de partido. "El Bernabéu era el mejor lugar para volver", celebró satisfecho. Y aclaró: "Todo fue muy bien hasta que noté unas molestias en los isquios. Nada que ver con la lesión de la rodilla, donde los dolores han desaparecido".

El zaguero achaca sus molestias en el muslo a los meses de inactividad. Y a falta de dos días para el duelo de Mestalla, no quiso borrarse de la final de Copa. "Sinceramente, todavía no sé si podré jugar. Estas cosas cambian mucho en 48 horas", dijo.

Aunque inesperado, el regreso del central no fue fruto de un milagro

Aunque inesperado, el regreso de Puyol no fue fruto de un milagro médico. La última semana, al correr, el capitán del Barça ya no fruncía el ceño. "Ha sido una lesión muy extraña. Un día, después de un partido, llegué a casa y noté las molestias. Y como habían venido, se fueron: un día me levanté y ya no tenía dolor", detalló, decidido a no darle más vueltas al asunto.

Confiesa el leridano haberlo"pasado mal" durante su convalecencia. "He vivido tres meses muy duros", dijo. "Aunque lo peor ha sido no saber cuándo podría volver. Si te dicen desde el principio que son dos o tres meses, el primer día estás fastidiado, pero luego tiras hacia adelante. Pero en este caso, el dolor iba por días", lamentó.Cuenta el capitán que el buen hacer de Busquets y Mascherano como centrales le restó presión durante el periodo de baja. "Han cumplido perfectamente. Javier es más rápido y Sergio mantiene muy bien la posición", destacó.

Sancionado el Jefecito para el partido de Liga, Guardiola pactó con Puyol su alineación. "Sabíamos que el Madrid tiene mucha velocidad al espacio e intuía que jugaría en profundidad para Di María, Cristiano Ronaldo y Benzema. Así que yo necesitaba a un futbolista rápido", justificó el entrenador. Para la final de Copa, con Mascherano a punto, el concurso del capitán pierde trascendencia.

Descanso antes de la final

Puyol hizo trabajo de recuperación junta a Adriano, renqueante también por unas molestias en la pantorrilla. A pesar de que hoy es día de asueto para los azulgrana, es probable que el de La Pobla vuelva a ejercitarse hoy en la ciudad deportiva con Juanjo Brau, su fisioterapeuta de cabecera.

El zaguero achaca sus molestias en el muslo a los meses de inactividad

Centrados en el encuentro de Mestalla, los jugadores del Barcelona se niegan a celebrar antes de tiempo el título de Liga. Sólo el encuentro del miércoles ocupa sus cabezas. "Un partido intenso, con dos de los mejores equipos del mundo y para el cual no sirven de nada las trayectorias", advirtió Puyol.

"No sé cuál será el planteamiento del Madrid en Mestalla, pero sé que el nuestro no variará", aseveró el zaguero. Y defendió la propuesta futbolística mostrada el sábado por el conjunto madridista: "Cada uno juega como cree que debe hacer para ganar. Muchos equipos nos juegan a la contra, ¿por qué no puede hacerlo el Madrid?". La hinchada azulgrana respira más tranquila: Puyol ha vuelto.