Domingo, 17 de Abril de 2011

Luis García: "Las sensaciones dicen que ya está, pero no podemos proclamarlo"

EFE ·17/04/2011 - 19:02h

EFE - El jugador del Levante, Juanlu (d), celebra junto a sus compañeros el segundo gol marcado al Hércules durante el partido de la jornada trigésima segunda de la Liga de Fútbol de Primera División en el estadio Ciudad de Valencia.

El entrenador del Levante, Luis García Plaza, afirmó que las sensaciones que tiene indican que la permanencia parece conseguida, pero que no puede decirlo porque todavía no es definitiva.

"No hay nada decidido. La afición ha hecho la ola y casi nos empatan", argumentó el técnico del Levante, que pidió prudencia hasta que se logre el objetivo y anunció que viajarán la semana que viene al campo del Atlético de Madrid a por la victoria.

"Metemos intensidad, buen fútbol y rendimos de manera excepcional", destacó en lo positivo Luis García, quien admitió que jugaron mal al final del encuentro por buscar el tercer gol.

"Hemos avanzado mucho, pero nos queda un calendario muy difícil, lo que nos evita disfrutar de este triunfo, aunque debemos hacerlo con humildad. No podemos sacar pecho porque no lo hemos conseguido", indicó.

"No me ha gustado que le hayan cantado 'a Segunda' al Hércules porque a mí me lo cantaron en el Bernabéu y no me gustó nada", señaló respecto a algunos gritos desde la grada contra el equipo alicantino.

El entrenador del Hércules, Miroslav Djukic, afirmó que su equipo había regalado la primera parte y que mejoró en la segunda. "Tenemos que cambiar el concepto", dijo.

"Nosotros no tenemos ni a Cristiano, ni a Messi. El Levante está ahí, sin Cristiano y sin Messi, porque todos trabajan mucho. Tenemos que jugar como ellos", indicó.

"En la segunda parte fuimos más verticales, prácticos y peligrosos. Ese es el camino", manifestó Djukic, quien señaló que están para competir, "no para florituras, ni para regalos y despistes"

"Estamos para competir, no para florituras, ni para regalar el encuentro. En la primera parte, hemos estado todos despistados", indicó.

"El Levante roba balones y trabaja muy bien la segunda jugada. Es un juego simple, pero es muy difícil robar en la transición porque juega directo, pero debimos trabajar mejor el rechace y, sobre todo, haber hecho otro tipo de partido, ante un rival que no nos ha sorprendido nada", dijo.

"Vamos a pelear para salvarnos hasta la última jornada. Tenemos que ganar nuestros partidos y estar preocupados en nosotros. Si no mejoramos y regalamos cosas, será muy difícil que nos salvemos", añadió.

"Tenemos cuatro partidos en casa de los seis que quedan y ahí está la salvación", concluyó Djukic.