Domingo, 17 de Abril de 2011

El Liverpool empata en el 102 de descuento

Van Persie adelanta a los locales en el minuto 97. Los 'Gunners' se quedan a cinco puntos del Manchester United

·17/04/2011 - 19:37h

El técnico del Arsenal durante el encuentro contra el Liverpool. REUTERS

Los espectadores del Emirates Stadium, estadio del Arsenal, vivieron un final de infarto. Los diez minutos de descuento trajeron dos penaltis en el tiempo añadido, uno a favor, provocado por el español Cesc Fábregas y transformado por el holandés Robin Van Persie, y otro en contra, marcado por Dirk Kuyt. El Arsenal se acercó y alejó de la liga después del minuto noventa. El empate a uno final alejó al cuadro de Arsene Wenger del título.

Los 'Gunners' pudo acabar a cuatro puntos del Manchester United. Sin embargo, el penalti en contra señalado a continuación por el Andre Marriner, hundió las esperanzas del Arsenal.

El partido estuvo equilibrado durante el choque y pero el Arsenal fue incapaz de superar la ordenada zaga del cuadro de Kenny Dalglish. Lo único que consiguieron los minutos de añadido fue elevar la emoción en el tramo final.

Jamie Carragher se desvaneció sobre el terreno de juego La zozobra planeó en el ambiente a la hora de juego. Cuando el defensa del Liverpool Jamie Carragher, se desvaneció sobre el terreno de juego y tuvo que ser retirado del campo conmocionado, en camilla y asistido con oxígeno.

El capitán del Liverpool se dio un golpe con su compañero John Flanagan y se desplomó sobre el césped. El árbitro Andre Marriner, detuvo el partido durante diez minutos, el tiempo que requirió la atención del jugador red sobre el césped del recinto del Arsenal.

Emoción en el tiempo de descuento

Robin Van Persie transformó un penalty provocado por Fábregas, que intentaba adentrarse en el área. El Arsenal tenía el triunfo en la mano y al manchester en el punto de mira, a cuatro puntos.

Sin embargo, en la jugada siguiente, el Liverpool encontró su salvación. El francés Emmanuel Eboue empujó al argentino Lucas Leiva dentro del área y Marriner indicó un nuevo penalti. Dirk Kuyt no falló. Evitó la derrota del Liverpool y frustró las aspiracones del Arsenal, que acabó el choque a seis puntos de distancia del Manchester United con seis jornadas aún por disputar.