Domingo, 17 de Abril de 2011

Zapatero pide a la izquierda abertzale más pasos firmes si quiere convencer

EFE ·17/04/2011 - 13:49h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (c), junto al lehendakari y secretario general PSE-EE, Patxi López (i), durante el aurresku de honor en el acto político celebrado en la localidad vizcaína de Durango con motivo de la Fiesta de la Rosa.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha aprovechado su presencia en la tradicional Fiesta de la Rosa del PSE para pedir a la izquierda abertzale más pasos firmes y decididos si es que quiere convencer de su rechazo a la violencia de ETA.

Zapatero ha acudido por última vez como presidente del Gobierno a esta fiesta, donde ha sido arropado por unos 6.000 militantes que han abarrotado la feria de muestras de Durango, donde ha sido recibido con tímidos gritos de "presidente, presidente".

No pudo asistir Zapatero el año pasado a este evento porque operaron al Rey y porque estaba preparando duras medidas de ajuste contra la crisis, pero no ha querido perderse esta edición que, además, ha coincidido con la celebración del 125 aniversario del PSE.

En pleno debate político sobre la lucha antiterrorista, Zapatero ha aprovechado su presencia en Euskadi para reiterarle al PP que no utilice este asunto como arma partidista, instar a la izquierda abertzale a que de más pasos firmes y pedir a ETA que dé el único paso posible: dejar las armar.

Así, a la izquierda aberztale le ha recordado que cuatro meses no bastan para convencer, sobre todo después de cuarenta años de violencia de ETA, ya que hay que dar más pasos "para rechazar, alejarse definitivamente de la violencia y ser partícipes de la democracia, que siempre abre la puerta a quienes quieren ser partícipes de ella de verdad", ha afirmado.

Ha querido ser igual de claro con ETA, de la que sólo espera un paso, "solo uno, un paso atrás": la renuncia definitiva de la violencia "sin condición alguna".

ETA debe saber, ha continuado el jefe del Ejecutivo, que el Gobierno "ni para ni va a parar" un sólo día y no va a dejar "respirar" a la banda para que "no coja aire". "Más le vale que dé un paso atrás definitivamente, renuncie a la violencia y contribuya a un nuevo escenario", ha insistido.

Como ya hiciera ayer en Albacete, Zapatero ha criticado al PP porque "persiste en utilizar el terrorismo en la contienda política" a pesar de ver que "se está ganando día a día" la lucha contra la banda.

Por eso, ha tildado la actitud del primer partido de la oposición de "incalificable" y ha dicho que los socialistas no están dispuestos a aceptarla porque cuando estaban en la oposición "jamás" utilizaron ETA en la contienda política.

No ha hablado mucho de las elecciones del 22-M, pero ha recordado el papel de los ayuntamientos y ha querido resaltar el trabajo del Gobierno en favor de los municipios con los planes de inversión local, que han supuesto una inversión de 13.000 millones de euros en dos años.

También ha dedicado parte de su discurso a la crisis económica, que ha reconocido ha afectado menos al País Vasco, y ha recordado que fue producto de la desregulación del sistema financiero, que permitió "excesos, abusos y engaños".

Los "grandes colosos" que cayeron y originaron la crisis "no cayeron por culpa del PSOE", ha dicho en tono irónico antes de subrayar que el origen de la situación económica tiene "nombres y apellidos".

A los socialistas, ha continuado, les ha correspondido la tarea de afrontar la crisis y cambiar el modelo productivo con medidas que, sobre todo, permitan volver a crear empleo.

Y lo están haciendo con la "poca ayuda de esos que se llaman y dicen ser tan patriotas". "Los que invocan tanto por España, que hagan algo por España y digan aquí y fuera de aquí que tenemos solvencia y vamos a salir adelante", ha apostillado en alusión a los dirigentes del PP.

De todos modos, de esta crisis, ha aseverado, quedará una lección y un recuerdo y es que a pesar de su dureza, se ha logrado mantener el estado del bienestar.

Por su parte, el lehendakari, Patxi López, al que Zapatero ha alabado en varias ocasiones, ha defendido que el gobierno que preside "está recuperando las verdaderas líneas de identidad de Euskadi", que pasan por "construir país desde el acuerdo y el pacto", frente al PNV, partido que acusa al Ejecutivo autonómico de "diluir la identidad de los vascos".

El lehendakari se ha dirigido a Zapatero para agradecerle públicamente, "en nombre de la ciudadanía vasca", que sea el presidente que "más ha hecho y ha arriesgado" por la libertad y por "poner contra las cuerdas a ETA".

Sobre la izquierda abertzale, ha analizado que "todas los que han apoyado al terrorismo están cambiando" y "saben que sólo aceptando" las normas del sistema democrático "podrán hacer propuestas políticas", y ha pedido esperarles "en esa democracia de puertas abiertas que integra a todo aquél que viene de fuera de ella y quiere hacerlo por primera vez".