Domingo, 17 de Abril de 2011

Custo Barcelona Conquista Túnez con su desfile solidario en la mítica Cartago

EFE ·17/04/2011 - 14:49h

EFE - Una modelo luce una creación del diseñador catalán Custo Dalmau, durante el desfile de la colección de invierno 11-12 de Custo Barcelona ayer en la Fashion Week Tunis, que se ha celebrado en el Acropoliurm de la ciudad de Cartago, en apoyo de las reformas emprendidas por el país mediterráneo y como gesto visible de ayuda al escenario de moda de Túnez.

El creador de moda Custo Barcelona protagonizó el primer evento artístico internacional que tiene lugar en Túnez desde el derrocamiento del ex presidente Zín el Abidín Ben Alí el pasado 14 de enero con su participación en la Semana de la Moda que clausuró anoche con un desfile de su última colección.

Custo declaró a EFE que su participación en esta edición ha sido un "gesto de solidaridad" con un país que ha hecho una revolución que califica de "maravillosa", porque "ha sido más anímica que política".

"Reconozco que tenía curiosidad por volver a Túnez desde que hace años vine de vacaciones y a sabiendas de que este país ha dado grandes nombres al mundo de la moda como es el caso de Azeddín Alaya, entre otros", dijo el diseñador español.

La colección protagonista del "desfile solidario" para la próxima temporada de otoño-invierno llegó a la pasarela del Acropolium de Cartago después de haber sido mostrada en Nueva York el pasado de febrero.

El numeroso público que asistió al desfile de Custo estuvo integrado por diseñadores, artistas y personalidades tunecinas del mundo de la cultura, así como por empresarios del sector de la moda de origen europeo y también de países del golfo Pérsico.

Ropa de líneas puras y colores neutros iniciaron el pase que de forma progresiva fue evolucionando hacia otra gama de colores más cálidos y vivos sobre los que se imprimen motivos que ya son el común denominador del estilo del creador barcelonés.

La mezcla de diferentes materiales naturales como lana, algodón o plumas es tratada en esta colección en múltiples técnicas, entre ellas, punto de ganchillo y de croché aplicadas tanto a medias y "pantys" como a mangas o a bufandas.

Las prendas de ropa masculina respecto a las femeninas se presentaron más sobrias en la forma aunque no en el fondo ya que Custo ha aplicado detalles divertidos y contemporáneos idénticos para ambos sin distinción de colores o con brillos metálicos.

Una lluvia de aplausos recogió el modista español al final de un pase en el que además destacaron la ambientación musical, basada en ritmos bailables y pegadizos, y la participación de unas muy jóvenes modelos tunecinas que destacaron por su profesionalidad.

Esta tercera edición de la Semana de la Moda tunecina se ha llevado a cabo en un momento histórico en que el cambio político que vive Túnez se ha extendido a otros países árabes.

Los cambios sociales aportados por la revolución que vive este país se han visto reflejados en la obra de jóvenes creadores que han participado en esta Semana de la Moda.

Amine Bendriouich ha creado su propia marca de ropa, que se caracteriza, explicó a EFE, por no seguir "las tendencias ni las estaciones, y las colecciones son intemporales".

Este joven tunecino se inspira en "la cultura, el modo de vida, el coraje y las leyendas del 'rock and oll', por lo que sus creaciones sirven para el hombre y la mujer", apuntó.

Mientras, Mahdi Kallel presentó con su colección llamada Spiritious, definida como "una alianza simbólica y representativa de las tres religiones para transmitir la belleza, la armonía y la paz entre la cristiandad, el judaísmo y lo musulmán".

En contraste, el creador Soucha definió su colección de alta costura como "excéntrica, futurista, erótica, gladiadora y femenina" en una fusión que juega con las diferentes épocas de la historia.