Domingo, 17 de Abril de 2011

El último tango de Strauss-Kahn en el FMI

La posible marcha del francés dio algo de sabor a la reunión

B. C. B. ·17/04/2011 - 00:25h

Dominique Strauss-Kahn, durante los encuentros de esta semana en Washington. afp

Este encuentro de primavera entre el FMI y el Banco Mundial era soso, muy soso, hasta que llegaron los franceses. La reunión de alto nivel que durante toda la semana mantuvieron los 187 miembros de esta suerte de caja de ahorros mundial adoleció del impasse que está sufriendo la propia economía. Hay recuperación, pero se sigue en crisis. Hay que ajustar el gasto, pero mantener el crecimiento. Hay que cooperar, pero sin ofender a nadie.

En este galimatías, los burócratas del FMI apostaron por unas intervenciones de bajo perfil, en las que no mojarse fue prioritario. A los periféricos, ni mencionarlos "digamos países que sufren más presiones", pidió Carlo Cottarelli, máximo responsable del área fiscal por si les acusaban, como a Alemania, de influir en la subida de la prima de riesgo. Sólo Estados Unidos se llevó varios tirones de oreja por sus elevados niveles de déficit y deuda, pero el anuncio de Obama, a mitad de semana, de que pretende recortar en cuatro billones de dólares su agujero fiscal, quitó brillo a estas llamadas de atención.

El bajo perfil ha reinado en el encuentro para no influir en el mercado

En eso se estaba, cuando llegaron los franceses. El director gerente del Fondo, el socialista Dominique Strauss-Kahn, sacudió la tediosa apertura formal del Fondo con una suerte de discurso político en el que intentó dar un baño de pretendido socialismo a una de las instituciones más reconocidas por su ultraliberalismo. Aún no hay confirmación oficial de la marcha de Strauss-Kahn, que podría optar a un mandato más después de que el actual expire en noviembre de 2012, pero tampoco un desmentido oficial de que se va. Todo apunta (las declaraciones de su mujer incluidas, deseando regresar a Francia), a que el francés no optará a revalidar su mandato y está por ver si anunciará su marcha en mayo o en junio, ya que en julio se vence el límite legal en Francia para presentarse como candidato a las elecciones presidenciales.

De cumplirse estas previsiones sustentadas en prosaicos datos como que su agenda del Fondo está vacía a partir de mayo esta reunión de primavera podría ser la última en la que el socialista francés lidere los destinos económicos mundiales, y su intervención tuvo un regusto a salida. "El Fondo es un lugar más plural" bajo su tutela, aseguró Strauss-Kahn, que durante el último año ha intentado poner en valor su papel como coordinador de la cooperación mundial y justiciero en los desmanes de la crisis.

El contrapunto Sarkozy

Sólo las peticiones de ajuste para EEUU han roto la monotonía

Este rol heroico ha obligado a su posible contrincante, Nicolás Sarkozy, a jugar un papel de contrapeso y tomar también la iniciativa política en la reforma económica mundial. El resultado comienza a palparse, ya que su ministra de Finanzas consiguió, contra todo pronóstico, que sus homólogos del G-20 no se levantaran el viernes de la mesa hasta lograr avances en el compromiso de hacer el mundo más equilibrado.

Por lo pronto, el foro de moda ha decidido cuáles de sus miembros son los más peligrosos, en una lista absurdamente secreta, en la que aparentemente estarán Estados Unidos, Francia, Alemania, China, Japón, Reino Unido y posiblemente India. Algo es algo, o como diría Strauss-Kahn, mejor que "rien du rien".