Domingo, 17 de Abril de 2011

El auge de los ultras de Finlandia inquieta a la UE

Auténticos Finlandeses se oponen al rescate de Portugal y Grecia

DANIEL BASTEIRO ·17/04/2011 - 08:00h

El líder de Auténticos Finlandeses, Timo Soini, durante un acto de campaña.

Si se confirman las encuestas, Finlandia recorrerá un camino similar al que el año pasado descubrió Holanda, pero con consecuencias mucho más graves. El partido Perussuomalaiset (Auténticos Finlandeses) podría conseguir en las legislativas de hoy hasta 30 de los 200 escaños en el Parlamento de Helsinki, donde, salvo sorpresas, el primer partido será el conservador del actual ministro de Economía, Jyrki Katainen. Los Auténticos Finlandeses se convertirían así en el cuarto partido del país, tras conservadores, centristas y socialdemócratas, cosechando cerca del 20% de los sufragios.

Su discurso xenófobo y antieuropeísta, similar al de Geert Wilders en Holanda, unido a la desafección de los finlandeses por los grandes partidos, ha granjeado en los últimos meses muchas simpatías al líder del partido, el eurodiputado Timo Soini. La posibilidad de que su formación forme parte de una coalición de Gobierno es temida en Bruselas, que ha seguido con atención los argumentos electorales de Soini en contra del rescate de Portugal.

Los sondeos dan un 20% al partido xenófobo en las legislativas de hoy

Las elecciones en Finlandia dejaron el mes pasado en suspenso la ampliación y flexibilización del fondo de rescate de la zona euro. El país nórdico cuenta con una gran reputación ante los mercados, ya que es uno de los seis países del euro que dispone del sobresaliente (o triple A) de las agencias de calificación de riesgos. Por ese motivo es visto como una pieza fundamental en el mecanismo de asistencia que la zona euro quiere reforzar y utilizar el mes que viene con Portugal. "Es indignante que los países que han gestionado mal su economía [en referencia a Portugal, Grecia e Irlanda] trasladen ahora sus problemas y sus deudas a los contribuyentes finlandeses", afirmó Soini. "No podemos financiar las fiestas de los europeos del sur", advirtió.

Su rebelión contra los planes de la zona euro es compartida por el Partido Socialdemócrata y la Alianza de Izquierdas, convirtiendo los compromisos internacionales en un factor decisivo de cara a cualquier negociación sobre la composición del Gobierno.

Según los analistas, si se confirma la victoria del centro derecha, su líder podría tratar de reeditar la coalición con los centristas y recabar más apoyos en partidos minoritarios. Tanto Auténticos Finlandeses como los partidos que integran el Gobierno han utilizado en campaña la pujanza económica de Finlandia.

"No podemos financiar las fiestas de los del sur", dijo el líder radical

Mientras el partido de Soinipretende defenderla de participaciones en rescates, la primera ministra y líder del Partido de Centro, Mari Kiviniemi, se erigió junto al conservador Katainen en su artífice. "El mayor logro de este Gobierno ha sido nuestra gestión económica, que ha logrado mantener la solidez de las cuentas públicas a pesar de la crisis y con un aumento del desempleo menor de lo previsto", defendió Kiviniemi.

Por su parte, Katainen prometió que Finlandia sólo participará en el rescate de Portugal si va acompañado de fuertes medidas de ajuste, "más duras" que las impuestas a Grecia.