Domingo, 17 de Abril de 2011

La reducción de la ayuda y los donativos ahoga a las ONG

El sector no lucrativo ve peligrar sus proyectos sobre el terreno por los recortes de administraciones y empresas

SUSANA HIDALGO ·17/04/2011 - 18:45h

Unos niños haitianos, el pasado 8 de abril en su escuela en Canape Vert, en Puerto Príncipe, la capital de Haití. EFE / ANDRÉS MARTÍNEZ CASARES

Como a cualquier otro sector, la crisis económica le ha llegado también a las ONG que trabajan en Ayuda al Desarrollo (AOD). Y por varios frentes: por un lado, las administraciones han reducido drásticamente sus aportaciones a cooperación y, por otro, las empresas también han bajado sus patrocinios, incluidas las cajas de ahorros con su obra social. Además, la tendencia de los últimos años que hacía que los socios fuesen aumentando su cuota, se ha estancado. La consecuencia: los recortes están afectando a los proyectos que tienen lugar sobre el terreno.

El último paso en el tijeretazo a la cooperación se dio el pasado marzo, cuando el Consejo de Ministros aprobó el Plan Anual de Cooperación Internacional para 2011, con 1.031 millones de euros menos con respecto a la partida anterior. A eso hay que sumar que las autonomías han bajado de media sus aportaciones en un 6% y los ayuntamientos también ha dejado de lado su apuesta en cooperación. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid dedicó en 2010 13 millones de euros y en 2011 la cifra ha caído en picado hasta1, 6 millones.

El área sufre por la reducción de fondos en la obra social de las cajas de ahorros

Reducciones

La voz de alarma sobre la crisis en el sector la puso Intermón Oxfam, que el pasado marzo presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) de un 18% sobre una plantilla de unos 500 trabajadores. De la cifra inicial que hablaba de despedir a unos 90 empleados, ahora se ha reducido a unos 65. ¿Qué llevó a esta ONG, una de las más grandes que trabajan en España, a tomar esta decisión? "En primer lugar, no queríamos que la crisis afectara a los proyectos en terreno, así que optamos por reducir plantilla", señalan fuentes de la organización.

El principal problema que sufrió Intermón Oxfam fue el descenso en un 12% de los fondos privados procedentes de grandes donantes y empresas y la bajada en sus ventas (publicaciones y comercio justo) en un 25%. "Desde el punto de vista de los ingresos totales, hemos descendido de 2010 a 2009 un 6%, sin tener en cuenta todo el dinero que recibimos por la emergencia del terremoto de Haití", explicaron dichas fuentes.

Intermon-Oxfam ha sufrido un ERE sobre su plantilla de 500 empleados

Esta organización pertenece a la Coordinadora de ONG para el Desarrollo España (Congde), que en total agrupa a 90 de las principales organizaciones del sector. Su presidente, Eduardo Sánchez, advierte además que las nuevas exigencias a las cajas de ahorros han hecho que estas reduzcan el dinero destinado a obra social y que eso también lo están sufriendo las ONG. En 2010, las cajas destinaron a obra social 1.400 millones, 375 menos que en el ejercicio anterior.

En Intermón Oxfam (210.000 socios) señalan otro factor fundamental que ha afectado a la crisis del sector: el alza de los precios: "Eso ha hecho que, mientras los ingresos bajaban, los gastos hayan ido creciendo".

A pesar del panorama, la Congde quiere incidir en que el que de verdad lo pasa mal es el de fuera. "El problema no es lo que les ocurra a las ONG en España, sino lo que les pasa a las personas que viven en el Sur. Lo grave es que se dejan de hacer muchas cosas en terreno, en un momento en que se necesita", advierte Sánchez.

El alza de los precios también ha afectado a la recesión de estas organizaciones

La Coordinadora ha hecho una encuesta reciente entre parte de sus socios para conocer cómo les están afectando los tijeretazos. Por ejemplo, dos ONG han abandonado sus proyectos sobre el terreno y otras dos han cerrado delegaciones en España.

Austeridad viajera

Sobre la manera de ahorrar, las organizaciones están "manteniendo el personal y conteniendo el gasto mediante la austeridad en materia de viajes o la producción de publicaciones en papel o el ahorro de energía", afirman desde la Coordinadora.

Otra de las opciones que están adoptando las organizaciones es la de reducir la jornada de trabajo y el salario (en torno a un 15%, según la encuesta de la Coordinadora) o disminuir los proyectos que se realizan en España, como los de sensibilización (25%). "Tan sólo una de cada cuatro organizaciones ha llevado a cabo una reducción de personal y sólo una ha hecho un ERE (Intermón Oxfam)", aseguran en la Congde.

Lo que sí que se mantiene es la base social que apoya la Ayuda al Desarrollo, es decir, el número de socios. "La coope-ración tiene mucha parte de compromiso, es difícil que la gente se dé de baja de una ONG. Lo que sí que puede pedir un socio es que se le congele la cuota, o que le dejen seguir aunque durante unos meses no pueda aportar nada", apunta Sánchez. Fuentes de Intermón agregan que cuando alguien les llama para borrarse es porque económicamente está realmente ahogado.

Pero el problema es que esos socios no están haciendo tantas donaciones puntuales (Navidades, etc.) como antes y no están incrementando su cuota anual (está en torno a unos 120 euros, dependiendo de la organización). Desde la ONG Save the Children, con 58.000 socios, aún no pueden cuantificar cómo les va a afectar los recortes que han hecho las distintas administraciones. Pero sí que coinciden con el balance general de la Congde: "El número de socios no ha bajado, al contrario, hemos subido. Lo que sí que ha decrecido son las aportaciones de las empresas".

Desde Unicef, que no es una ONG sino una agencia de Naciones Unidas (de protección a la infancia) un portavoz también explica que ha aumentado el número de socios "pero ha decrecido lo que aporta cada uno en su cuota".

En la Congde, advierten, a modo de conclusión: "Si hay menos recursos, hay menos actividad y por tanto menos trabajo".