Sábado, 16 de Abril de 2011

Zapatero pide a Aznar y a Rajoy que no pongan "zancadillas" a España

El presidente critica a los conservadores por poner en duda la solvencia del país y por utilizar a ETA con fines partidistas

PÚBLICO. ES / EFE ·16/04/2011 - 21:08h

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la rueda de prensa que ofreció tras participar en el Foro de Boao. EFE

El Gobierno responde a Aznar . Zapatero ha pedido "contención" tanto al expresidente como al líder ahora del PP, Mariano Rajoy, y les ha emplazado a que le pongan a él "todas las zancadillas que quieran", pero que "no pongan más zancadillas a España en temas de Estado".

El jefe del Ejecutivo ha criticado duramente a Aznar y a Rajoy por poner en duda la solvencia de España y la fortaleza de su economía, y se ha quejado además de que intenten dividir continuamente a cuenta de Catalunya para luego, "si tienen la oportunidad de hablar catalán en la intimidad", se pongan "la barretina y lo que haga falta".

Por su parte, Elena Salgado, ha dicho que las declaraciones de Aznar cuestionando la capacidad de España para pagar la deuda son ignorantes y malintencionadas. "Con el señor Aznar yo nunca olvido que ha sido presidente del Gobierno. Me gustaría que él tampoco lo olvidara", afirmó la ministra de Economía y Hacienda en rueda de prensa en Washington en el marco de la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Salgado subrayó que esos comentarios, "que no es un hilo de razonamiento particularmente inteligente" llegan justo cuando analistas privados e instituciones internacionales están reconociendo los esfuerzos de España para hacer frente a la crisis. Y no sólo eso, añadió, sino que se producen que, en contra de lo que pronosticaban algunos, la crisis en el vecino Portugal "no ha supuesto ninguna problema para la deuda española".

Por otro lado, Zapatero, que ha participado en un mitin en Palacio de Congresos de Albacete, ha lanzado un aviso en clave electoral a los conservadores con la mirada puesta en los comicios del 22 de mayo: "El PP está muy confiado en que nos van a barrer del mapa, pero somos como los juncos, cuidado".

No ha eludido el tema de su sucesión como futuro cartel electoral y ha sido para expresar su deseo en que el PSOE siga siendo "un ejemplo en los afectos", como lo han sido él y el presidente del Congreso, José Bono, pese a que compitieron por la Secretaría General en el 35 Congreso Federal del partido.

"No me puedo callar"

Durante su intervención, el presidente del Gobierno ha clamado contra la utilización que, a su juicio, está haciendo el PP de la lucha antiterrorista, precisamente en el momento en el que se está derrotando a ETA. "No me puedo callar", ha subrayado.

"Hay cuestiones que son de todos y todos tenemos que defenderlas, estemos en el Gobierno o estemos en la oposición", ha dicho. Y lo puede decir "muy alto y muy claro", ha esgrimido, porque cuando los socialistas estuvieron en la oposición "el Gobierno de Aznar y de Rajoy" siempre tuvo su respaldo en la política antiterrorista "pasara lo que pasara".

Con anterioridad le ha precedido Barreda, quien, sin mencionarlo directamente, ha calificado de "inaceptables" comportamientos como el de la secretaria general del PP y candidata de ese partido a la Junta castellanomanchega, María Dolores de Cospedal, quien comparó al etarra Antonio Troitiño con el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Hay comportamientos que no son aceptables y la mejor respuesta que podemos dar es no parecernos a ellos y ser profundamente demócratas", ha dicho.

Noticias Relacionadas