Viernes, 15 de Abril de 2011

Guil: "Ascender con este ambiente es el mejor sueño hecho realidad"

EFE ·15/04/2011 - 23:46h

EFE - El escolta del CB Murcia, Michael Daniel Umeh (i), controla el balón ante la oposición del Ala del Isla de Tenerife Canarias Jaime Heras Díaz (d), durante el partido que ambos equipos disputan hoy en el palacio de los deportes de Murcia, correspondiente a la última jornada de la liga Adecco Oro.

El entrenador del Club Baloncesto Murcia, Luis Guil, y el capitán del equipo, Pedro Robles, han reconocido que el ascenso conseguido por el conjunto grana a la Liga ACB es "algo increíble y una cosa muy bonita" y el técnico, visiblemente emocionado, ha señalado también que "ascender con este ambiente en el pabellón es el mejor sueño hecho realidad".

El CB Murcia ha logrado el salto a la máxima categoría del baloncesto español al ganar esta noche por 112-111 al Isla de Tenerife Canarias en la prórroga, con la que se ha solventado su último partido del campeonato en la Liga Adecco Oro.

El cuadro grana se ha proclamado campeón de esta competición con un bagaje de 30 victorias y sÓlo cuatro derrotas y con dos de ventaja sobre el segundo clasificado, que ha sido el Blu:sens de Santiago de Compostela.

Una vez concluido el choque de esta noche, Guil ha declarado que "ha sido una temporada increíble y me quedo con el trabajo, la confianza, la fe y el carácter que han tenido los jugadores durante toda la temporada, pues ha sido realmente increíble cómo han trabajado".

También ha dicho el técnico sevillano, que ha afrontado su primera campaña en el club murciano, que "la respuesta de la afición también ha sido buenísima y haber ascendido con este ambiente en el Palacio de los Deportes se puede decir que es el mejor sueño hecho realidad".

Por su parte, Pedro Robles, el capitán del equipo y que ha vivido su segundo ascenso en los seis años que lleva en Murcia -el anterior fue en 2006- ha dicho que "subir en casa y con un pabellón así te da un plus de felicidad y es muy bonito".

El veterano escolta madrileño, de 33 años, ha agregado que "estos partidos son los que, una vez que te has retirado, recuerdas y te alegras de haber disputado, un encuentro a vida o muerte, con mucha tensión y al final también con mucha felicidad".