Sábado, 16 de Abril de 2011

Rubalcaba no está "de acuerdo" con el recorte de plantilla de Telefónica

El grupo anuncia un plan de retribución de directivos de hasta 450 millones de euros

ANA FLORES ·16/04/2011 - 00:04h

ANA FLORES - La sede de Telefónica en Distrito C (Madrid). bloomberg

"No estoy de acuerdo. Más claro no puedo ser". El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, contestó así ayer a la pregunta sobre el recorte del 20% que planea acometer Telefónica en su plantilla en España en los próximos tres años. El ajuste podría afectar a 5.800 puestos de trabajo en un país que soporta una tasa de paro superior al 20%.

Las noticias sobre la multinacional se han sucedido esta semana a velocidad de vértigo conforme avanzaba la Convención de Inversores celebrada en Londres. El miércoles se conoció la decisión de entregar a los accionistas un total de 7.986 millones de euros en efectivo en 2012 en forma de dividendo 1,75 euros por acción y fijar ese mínimo para los siguientes ejercicios.

El jueves, el presidente ejecutivo de Telefónica de España, Guillermo Ansaldo, informaba del recorte de plantilla en España. Y en la madrugada del jueves al viernes, la CNMV hacía público el orden del día de la próxima junta de accionistas de Telefónica, convocada para los días 13 y 14 de mayo, en el que se incluye la revisión del Plan de Incentivos para la cúpula de la multinacional. Hasta 450 millones de euros podría destinar Telefónica a retribuir a los 1.900 miembros del equipo directivo entregándoles acciones de la compañía entre 2014 y 2016, y otros 50 millones para el resto de los empleados.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, instó a Telefónica a que corrija la "imagen sangrante y sonrojante" que da al anunciar "bonos" a ejecutivos a la vez que un drástico recorte de plantilla. El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, echó la culpa al socialismo "nostálgico, desconcertado e injusto" de que se puedan dar estas situaciones sin que al Gobierno se le mueva "ni un pelo". El coordinador de IU, Cayo Lara, dijo que los despidos de una empresa con 10.000 millones de beneficio deberían estar "tipificados como delito", informa Efe.

Plan de incentivos

Para lograr el premio o parte, los directivos tienen que conseguir que Telefónica se sitúe entre las empresas más rentables para el accionista de las que forman el índice Dow Jones Sector Titans Telecommunications. La rentabilidad procede tanto de la revalorización en Bolsa como del dividendo, que Telefónica sube sistemáticamente.

Los principales beneficiarios son el presidente, César Alierta; el consejero delegado, Julio Linares, y el presidente en Latinoamérica, José María Álvarez Pallete. En la primera entrega, en 2014, Alierta podrá recibir 390.496 títulos (valorados en 6,9 millones de euros al precio de ayer); Linares, 234.298 acciones; y Pallete, 124.249.

Actualmente está en vigor otro plan de similares características por el que, en 2010, Alierta recibió 116.239 acciones (2,1 millones de euros); Linares, 57.437, y Pallete, 53.204 títulos. Los tres aún tienen pendiente recibir un máximo de 493.431, 359.926 y 224.286 títulos respectivamente en los próximos tres años.