Archivo de Público
Sábado, 16 de Abril de 2011

Rubalcaba denuncia el "doble juego" del PP ante el terrorismo

El vicepresidente ve "disparatado" que los conservadores vinculen al Ejecutivo con la excarcelación de Troitiño

 

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·16/04/2011 - 00:00h

MIGUEL ÁNGEL MARFULL - El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, compareció ayer en la sala de prensa de la Moncloa al término de la reunión del Consejo de Ministros. MARTA JARA

Yo no soy tonto, martillea el reclamo publicitario de una conocida cadena de electrónica habituada a descuentos y gangas. "Yo no soy tonto", tomó prestado el lema ayer Alfredo Pérez Rubalcaba para responder a los últimos argumentos colocados por el PP sobre el mostrador de la lucha antiterrorista.

El vicepresidente primero del Gobierno calificó de "barbaridad" que la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, compare la imagen del etarra Antonio Troitiño, excarcelado por orden judicial tras cumplir su condena, con la del ministro del Interior. "La foto de la infamia" del terrorista es, según Cospedal, "la misma" que presenta Rubalcaba cuando "se esconde" ante el caso Faisán.

El portavoz recuerda al PP que el futuro de Bildu está en manos de los jueces

Invitado a responder al rebuscado paralelismo que trazó el jueves la mano derecha de Mariano Rajoy, el portavoz del Ejecutivo se ajustó el traje institucional comparecía en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y se limitó a animar a los ciudadanos a que "vean" el "doble juego" del PP en materia antiterrorista. "No hace falta ser un genio de la comunicación política para darse cuenta de esto", se excusó Rubalcaba erigiendo a la ciudadanía en juez de la estrategia del PP. "Mi responsabilidad política me lo impide", alegó.

¿Por qué la doblez? Rubalcaba recordó que, a la misma hora en que Cospedal cargaba contra él en un acto electoral en Pamplona, su interlocutor en el partido conservador, Federico Trillo, comparecía en la sede nacional del PP, en Madrid, negando cualquier relación entre el Ejecutivo y la excarcelación de Troitiño. "Si el Gobierno niega que hay negociación, yo le tengo que creer", afirmó entonces el responsable de Justicia del partido conservador.

Su discurso en público parecía enmendar el argumentario interno del PP sobre el mismo asunto, oportunamente distribuido al mismo tiempo, que situaba la política del Ejecutivo tras la liberación de Troitiño al vincular la doctrina judicial que permite su puesta en libertad con la "negociación del Gobierno con ETA".

El portavoz tacha de "barbaridad" que Cospedal le equipare con el etarra Troitiño

"Soy ministro del Interior y eso exige algunas responsabilidades", se justificó Rubalcaba para no ir en sus críticas al contradictorio discurso del PP "más allá" de "lamentar profundamente que haya quien quiera utilizar la lucha contra el terrorismo" en el juego partidario.

"Qué dirá Cospedal si gana"

"Sólo hay una cosa que no me resisto a decir. Que diga estas cosas alguien que se presenta como candidata me hace pensar qué diría si llega a ganar, que no creo que ocurra", replicó a Cospedal invocando su aspiración de presidir el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Rubalcaba admite haber afeado a Trillo la estrategia del PP frente a ETA

Federico Trillo es el receptor de la información en materia antiterrorista que suministra regularmente el titular de Interior al PP. Ambos interlocutores han reconocido con frecuencia la fluidez y frecuencia de estos contactos. La última reunión conocida se produjo el pasado martes. El teléfono es, sin embargo, el canal habitual de comunicación.

Rubalcaba admitió que, en el marco de esta relación, ha advertido en ocasiones al PP contra el uso de dobles mensajes en materia antiterrorista. "Algún pellizco de monja le he dado", señaló el titular de Interior optando por relajar la polémica. "Trato de ser coherente con mi trabajo", volvió a disculparse, evitando hacer más valoraciones sobre el uso del terrorismo como brasero de precampaña en la estrategia del PP.

"Cuando deje de ser ministro del Interior, convoco una rueda de prensa y me desahogo", bromeó Rubalcaba para tratar de pasar página. El número dos del Ejecutivo evitó así el cuerpo a cuerpo con Cospedal o Trillo como oponentes, aunque no rehusó criticar el argumentario distribuido por los conservadores tras la excarcelación de Troitiño. "Hay disparates que se contestan por sí solos; prefiero no entrar en la polémica. Es tan disparatado, tan contradictorio... porque de esto también hablamos", respondió aludiendo a sus contactos con Trillo.

Impugnación de candidaturas

Bildu, el nuevo intento de la izquierda abertzale para estar presente en las elecciones del 22 de mayo, figura también en el guión de sus conversaciones con el responsable conservador de Justicia. Rubalcaba matizó el anuncio de Trillo sobre un supuesto pacto entre el PP y el Gobierno para impugnar las candidaturas de la nueva marca abertzale.

Interior negó el jueves que existiera y Rubalcaba puso voz al desmentido suavizando su tono: "Existe un acuerdo de fondo para impedir que nadie se cuele en las instituciones si no tiene que estar". Pero el compromiso es genérico, enmarcado en el reciente endurecimiento de la Ley de Partidos fraguado entre socialistas y conservadores.

"No es al PP, ni al PSOE, ni al Gobierno a quien corresponde decidir" sobre la legalidad de Bildu, advirtió Rubalcaba. La decisión es, primero, del fiscal y la Abogacía del Estado y, después, del Tribunal Supremo y del Constitucional si llega el caso. "Seamos muy respetuosos, son los tribunales los que deciden", insistió Rubalcaba.

El titular de Interior, confirmó que la Policía, la Guardia Civil y la Ertzaintza elaboran ya informes sobre Bildu cuyas conclusiones se remitirán a la Fiscalía y a los servicios jurídicos del Estado, que analizarán si hay razones para impugnar las listas y dar el paso que lleve estas siglas ante el Supremo.